‘Por amor a la vida’, programa de Profeco para regresar tanques de oxígeno

Ricardo Sheffield destacó que se estabilizó el mercado de los cubrebocas, aunque, ahora la demanda es inmensamente más grande

Ricardo Sheffield Padilla, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), habló en ‘Despierta’sobre la venta de tanques de oxígeno y el programa ‘Por amor a la vida’.

Te recomendamos: Defraudadores ofrecen en redes sociales tanques de oxígeno y les venden helio

En entrevista con Danielle Dithurbide, el titular de la Profeco dijo que el problema en materia de tanques de oxígeno no radica en la producción sino en la falta de cilindros.

“El problema no radica en si en la producción de oxígeno, afortunadamente hay tres empresas en México que producen oxígeno, son empresas que tienen suficientes plantas no solo en México, sino en otros países y hay la infraestructura para la producción del oxígeno”.

Sheffield Padilla señaló que en la Profeco no existía un conocimiento profundo del mercado de oxígeno medicinal, “en particular hemos tenido que ir aprendiendo”.

El titular de Profeco dijo que las primeras quejas en materia de oxígeno medicinal se recibieron en noviembre del año pasado de Chiapas y Yucatán, “por eso nos empezamos a compenetrar en el mercado del oxígeno”.

Reiteró que lo que no hay son cilindros para llevarse el oxígeno a casa y poder atender a los pacientes con COVID-19.

Destacó que ha aumentado la demanda en cilindros, debido a que no se pueden producir a la misma velocidad que se produce el oxígeno.

Ricardo Sheffield explicó que con la campaña ‘Por amor a la vida’ se hace un llamado a los mexicanos para que devuelvan los tanques de oxígeno que ya no ocupan.

“Si tú tienes un cilindro en casa devuélvelo, si lo rentaste regrésalo al mercado, porque hay personas que lo ocupan en este momento y su vida depende de ello”.

El titular de la Profeco agregó que la demanda de tanques de oxígeno es mundial, y expresó que en México se tendrían los suficientes “si todos los regresamos al mercado en cuanto los desocupemos”.

Ricardo Sheffield destacó que se estabilizó el mercado de los cubrebocas, aunque, ahora la demanda es inmensamente más grande, “los precios son razonables, recomendamos a los consumidores que no porten cubrebocas que no vienen etiquetados”, puntualizó.

Con información de Despierta

LSH