Nuevo León monitorea calidad del aire ante polvo del Sahara

La Secretaría de Desarrollo Sustentable afirma que el polvo del Sahara no representa riesgo ni aumentaría concentraciones de partículas en Nuevo León

FOTO Nuevo León monitorea calidad del aire ante polvo del Sahara (NASA, archivo)

Nuevo León monitorea calidad del aire ante polvo del Sahara (NASA, archivo)

La nube de polvo del Sahara podría afectar la calidad del aire de Nuevo León. Este fenómeno, que comienza su viaje al norte y este de África, y que se presenta cada año, tendrá en los próximos días una presencia más notoria en Nuevo León.

Te recomendamos: Sheinbaum anuncia medidas para mejorar la calidad del aire en el Valle de México

El director del Observatorio Ciudadano de la Calidad del Aire, Alfonso Martínez Muñoz, mencionó que los polvos se hacen presentes todos los años.

Es un fenómeno que se presenta cada año a finales de la primavera, de principios de verano, y en ocasiones llega más hacia el sur, al Amazonas. En ocasiones llega al Caribe y América del Norte como es este caso. Y bueno, normalmente impacta positiva o negativamente los lugares donde se deposita ese polvo finalmente”.

Los polvos influyen en la medición de la calidad del aire en los sistemas de monitoreo ambiental, pero también de forma física, como las tolvaneras de los últimos días.

Dependiendo la concentración, si hay un piso de concentración en los sitios, aumenta la concentración o si viene la nube de polvo muy densa puede provocar daños a la salud. Y los efectos positivos es que al depositarse ese polvo son minerales que enriquecen el suelo y que ayudan a los bosques a crecer mejor”, explica Alfonso Martínez Muñoz, director del Observatorio Ciudadano de la Calidad del Aire.

Por esta situación, se requiere estar alerta a los niveles de contaminación y a la calidad del aire.

Bajo esas condiciones las personas que tienen alguna afectación, que son sensibles, que padecen asma, pues deben de tomar precauciones. Debemos estar al tanto, no es para alarmarse, pero cuando el aire esté de mala calidad debemos de saberlo, para evitar exponernos demasiado a ello”, señala Alfonso Martínez Muñoz, director del Observatorio Ciudadano de la Calidad del Aire.

En los primeros seis meses de 2019 la presencia de contaminantes en el ambiente ha sido favorecida por factores externos como incendios forestales en el centro y sur de México, o los de la Huasteca, en Nuevo León. Esto se suma a la contaminación normal que se produce en el Área Metropolitana de Monterrey.

Polvo del Sahara no representa riesgo

La Secretaría de Desarrollo Sustentable de Nuevo León informó que actualmente el polvo del Sahara no representa riesgo para el incremento de las concentraciones de partículas en la entidad.

Precisó que las condiciones de calidad del aire se deben a las fuentes locales y a las condiciones meteorológicas que prevalecen, ya que la presencia de vientos y humedad existentes permiten una buena dispersión de los contaminantes.

Detalló que partículas muy finas de polvo y otros materiales se dispersan desde el desierto del Sahara, debido a que los vientos alisios (del este) viajan a más de siete mil 500 kilómetros.

El polvo del Sahara está compuesto por arena y aerosoles dispersos – los cuales contienen además de material mineral, bacterias, hongos y virus-, que se generan en tormentas que se forman al Occidente de África.

Este fenómeno meteorológico puede provocar disminución en las lluvias sobre las regiones en las que se mueve en grandes cantidades, de hecho, podría inhibir la formación de ciclones tropicales.

Aseguró que las condiciones del polvo del Sahara se presentan con mayor intensidad en verano, la cantidad de arena desplazada depende de la magnitud de las tormentas en el desierto africano.

Por ello, la dependencia llamó a los habitantes de la entidad a mantenerse informados sobre la calidad del aire en la Zona Metropolitana de Monterrey en la página aire.nl.gob.mx, y en las aplicaciones para dispositivos móviles.

Con información de Hugo Aranda y Notimex

MLV

CARGANDO...