Polonia archiva proyecto de ley que despenalizaba violencia doméstica

polonia archiva proyecto de ley que despenalizaba violencia domestica

Los críticos consideran que este borrador podría haber creado una situación en la que los maltratadores fuesen tolerados. (Foto: Getty images/archivo)

El Ministerio de Familia de Polonia decidió archivar un polémico proyecto de ley que despenalizaba la violencia doméstica siempre que la agresión se produjera en una sola ocasión, algo que las organizaciones feministas habían criticado duramente.

La viceministra de Familia y autora del proyecto de ley, Elzbieta Bojanowska, puso su cargo a disposición de la titular de este ministerio, Elzbieta Rafalska, tras la oleada de reacciones que ha merecido su borrador sobre violencia de género.

Bojanowska explicó que su intención fue siempre la de “proteger a las familias”, con un planteamiento que pretendía eliminar los “casos únicos” de abuso a la hora de considerar la existencia de violencia doméstica.

Los críticos consideran que este borrador, muy similar al aprobado hace dos años en Rusia, podría haber creado una situación en la que los maltratadores fuesen tolerados con el fin de mantener al Estado al margen de los conflictos en el seno familiar.

También se ha criticado que, en aras de proteger la vida familiar, el proyecto de ley se sacrificase los derechos de las mujeres maltratadas.

El proyecto de ley se publicó a finales de diciembre en el sitio web del ministerio de Familia, aunque todavía no había sido sometido a ninguna tramitación parlamentaria.

El primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, reconoció que este borrador presentaba “dudas”, y aseguró que había pedido al ministerio de Familia que lo descartara.

“Abordar la violencia doméstica es una prioridad para el Gobierno de Ley y Justicia, y la ley polaca debe ser clara y proteger completamente y sin lugar a dudas a las víctimas”, señaló Morawiecki.

Desde su victoria en las elecciones de 2015, el partido nacionalista Ley y Justicia ha impulsado una serie de polémicas reformas, entre ellas la del sistema judicial y la de los medios de comunicación públicos, en un intento de eliminar los restos de comunismo aún existentes en la legislación polaca.

Sin embargo, muchas de estas medidas se han encontrado con una fuerte oposición por parte de la Unión Europea.

Con información de EFE

LHE

CARGANDO...