Policías, señalados por extorsión a jóvenes de Iztapalapa; familiares revelan audios

Policías, señalados por extorsión a jóvenes de Iztapalapa; familiares revelan audios

Foto: La prima de uno de los jóvenes detenidos fue quien negoció con uno de los policías. (Noticieros Televisa)

El miércoles 20 de febrero, En Punto dio a conocer la denuncia de familiares de tres personas detenidas el martes pasado en Iztapalapa en el marco de las investigaciones que se siguen en la zona por el asesinato, la madrugada del domingo, de siete personas.

Los familiares de tres de los detenidos aseguran que elementos de la policía capitalina les habrían pedido dinero para eliminar evidencias y que fueran presentados ante un juez por delitos menores.

En audios obtenidos por Esteban González y Eli De Gortari Aguilar, del portal Plumas Atómicas, se escucha parte de esta negociación entre una familiar, uno de los detenidos y un agente de la policía.

Pablo, Gilberto y Edgar fueron detenidos el martes pasado por policías capitalinos afuera de su domicilio en San Juan Xalpa, Iztapalapa, acusados de portación de un arma de fuego calibre 9 milímetros y de traer envoltorios de cocaína y marihuana.

Esa noche, sus familiares aseguran tuvieron comunicación con un policía que participó en la detención.

Y negociaron con él quitarle cargos a cambio de dinero. La extorsión habría iniciado en las instalaciones de narcomenudeo de la Procuraduría, donde los agentes hablaron con la prima del detenido.

Abre un sobrecito de cocaína piedra y me dice ¿la quiere probar? Me dijo, todo esto lo puedo desaparecer, quiero 20 mil pesos, pero no traían eso, todo es sembrado le dije. Pero no tenemos ese dinero”, les respondió la prima del detenido.

Después se realizaron llamadas al teléfono de Nallely, prima de los detenidos.

La siguiente conversación es entre la mujer y uno de los agentes con los que habría negociado cinco mil pesos por cada uno de los detenidos.

“¿No ve que yo quedé con usted? Le dije que iba a venir a conseguir el dinero a mi casa”, comentó Nallely.

“Ajá”, respondió el policía.

“Nada más que voy llegando. ¿Ve que me dijo que en media hora llegaba yo a Iztapalapa? No, me hice más tiempo”, agregó.

“Me marca cuando venga, ¿sale?”, dijo el policía.

“Está bien”, respondió Nallely.

En una llamada posterior, grabada también por los familiares, se escucha la negociación con el supuesto agente para quitar los cargos de narcomenudeo, pues presuntamente fueron detenidos con 66 envoltorios de cocaína y 44 de mariguana, y sólo consignarían a los detenidos por la pistola.

En la conversación intervienen Nallely, Pablo y el presunto agente que quitará los cargos.

“Ahorita nada más te van a quitar droga: el arma de fuego no te la pueden quitar”, dijo el policía.

“Pregúntale, dile, ‘¿y qué, el arma de fuego no se puede quitar?’. Dile, dile”, apuntó Pablo

“¿El arma de fuego no se puede quitar?”, preguntó Nallely.

No, mira. Yo no engaño a la gente. Te lo estoy diciendo, chaparrita, el arma ahí sí, ya no, ¿sí? Es sincero esto, ¿no? Saqué a los tres, no te saqué a uno, saqué a los tres para que vean todo lo que se les está quitando, ¿sí? “, indicó el policía.

El presunto agente vuelve a pedir que Guadalupe, esposa del detenido Pablo, que había contactado a personal de Derechos Humanos, no intervenga.

Nada más te voy a pedir un favor: a la esposa de Pablo, cálmala o no sé qué le hagan porque si hace ruido va a ser peor, ¿no?”, dijo el policía.

“Sí, ya le dijeron que se calme, que no haga tonterías porque nosotros ya nos estamos arreglando”, respondió Nallely.

“Exacto”, contestó el policía.

En un momento de la conversación, el policía explica por qué no puede interceder con el tema del arma de fuego.

Me aviento a quitarles la droga, pero el arma no, chaparrita”.

– ¿Y por más dinero o algo?

– Mira, ¿sabes por qué está muy hincapié?

-¿Por qué?

Hace como 20 días hubo un lesionado de un policía; hubo un enfrentamiento ahí de los que venden droga y los policías. Fue en Guanábana y no me acuerdo. Calle uno y Guanábana. A todas las personas que traigan arma las están trayendo acá para analizarlas a ver si es el mismo casquillo que dispararon. Si no es, no te preocupes de eso”, dijo el policía.

Pablo, uno de los detenidos cuenta con antecedentes penales. Edgar, otro de ellos también tiene antecedentes por venta de cigarros a menores de edad.

Independientemente de esta presunta negociación, los tres detenidos fueron trasladados al Reclusorio Norte donde serán acusados ante un juez de Control por los delitos de narcomenudeo y portación de armas de fuego.

Este viernes, en audiencia, se conocerán las pruebas que presenta la autoridad.

Detienen a 7 jóvenes en Iztapalpa; familiares denuncian arbitrariedad y extorsión

Con información de Esteban González y Eli De Gortari Aguilar, del portal Plumas Atómicas.

LLH

CARGANDO...