CRIMEN Y SEGURIDAD

Policías de Zacatecas renuncian por amenazas del crimen organizado

Desde hace tres semanas al menos 16 policías municipales renunciaron a su cargo y cinco más pidieron vacaciones en Loreto, Zacatecas, ante las constantes amenazas por parte de grupos del crimen organizado.

  • Los elementos aseguran que los cárteles siempre los terminan amenazando y persiguiendo,

En Zacatecas, policías locales de nueve municipios han pedido licencia por vacaciones o incluso han presentado sus renuncias; ante las constantes amenazas por parte de grupos del crimen organizado; admiten que se sienten indefensos.

Te recomendamos: Municipio de Cuauhtémoc, Zacatecas, carece de policías por amenazas del crimen organizado

Desde hace tres semanas al menos 16 policías municipales renunciaron a su cargo y cinco más pidieron vacaciones en Loreto, Zacatecas; según las declaraciones de los propios elementos de Seguridad, la lucha por el territorio entre el Cártel Jalisco Nueva Generación y el de Sinaloa, ha normalizado los secuestros, las extorsiones, las persecuciones y los asesinatos en todo el estado zacatecano.

“Donde quiera tienen ojos y luego las presidencias no dan un número a la población para que se comunique, durante alguna emergencia”, comentó un expolicía municipal en Loreto Zacatecas.

Este elemento de seguridad cuenta que tenía 19 años en su cargo y que renunció porque los cárteles siempre los terminan amenazando y persiguiendo.

“Piensan que los policías tienen poder sobre investigaciones acerca de drogas o de ‘x’ cosa, pero pues no los policías nada más atienden faltas administrativas delitos leves, violencia familiar, salvaguardar las escuelas, el tránsito de los alumnos, son tareas muy leves”, dijo un expolicía municipal de Loreto, Zacatecas.

La muerte de cuatro de sus compañeros los ha obligado a pedir ayuda porque quieren cambiar de residencia.

Loreto no es el único municipio del estado que se ha quedado sin policías; durante los últimos tres meses Villa Hidalgo, Villa García,  Apulco, Monte Escobedo, Melchor Ocampo, Mazapil, Tepetongo y Cuauhtémoc; este último donde se encontraron 10 personas asesinadas el jueves 18 de noviembre, están en la misma situación.

“Administrativamente tengo tres elementos de seguridad en función de seguridad pública municipal, en unción el día de hoy no tengo”, señaló Francisco Arco Ruiz, presidente municipal de Cuauhtémoc, Zacatecas.

Según datos de Sedena en todo el estado solo hay mil 137 uniformados municipales, cifra que dista mucho de lo establecido en los parámetros marcados por la ONU, que indica que debería de haber al menos 4 mil 866 policías.

“La seguridad pública es preventiva, creo que no vas encontrar una seguridad pública municipal adecuada en las latitudes del país para enfrentar un problema de crimen organizado como tal y es entendible las medidas de precaución que ellos tomaron”, comentó Francisco Arco Ruiz, presidente municipal de Cuauhtémoc, Zacatecas.

Este contexto no solo lo enfrentan los cuerpos policiacos; también los habitantes quienes inclusive ya tiene horarios programados para no salir de casa, además de que han pedido a los alcaldes tomar medidas extremas.

“En todas las escuelas del municipio, si no es que la totalidad de la cabecera están siendo instaladas cámaras de seguridad, video vigilancia en cada una de las instituciones para que lo ayudara educativas del municipio para ayudar a erradicar las acciones delictiva”, dijo Francisco Arco Ruiz, presidente municipal de Cuauhtémoc, Zacatecas.

Hace una semana el Gobierno Federal reforzó estos municipios con elementos de la Guardia Nacional; sin embargo, los habitantes han acusado que esto no sirve de mucho, pues estos no atienden delitos menores y cuando se va a denunciar simplemente no responden.

“Los afectados van directamente a donde están ellos instalados, arriesgándose, arriesgando su vida, porque están yendo a reportar algo, de algún vecino borracho o x, de quién los está agrediendo y no van; un drogadicto se metió a una casa y golpe a unas personas y fueron a dar aviso a la guardia y aparte de que no fueron, ni la guardia, ni el ejército, los amenazaron porque piensan que van a denunciar otra cosa”, dijo un expolicía municipal en Loreto, Zacatecas.

Con información de Abraham Reza y Carlos Moreno.

LLH