Policía británica impone restricciones a protestas antirracistas para evitar actos violentos

El pasado fin de semana algunos manifestantes pintaron varias estatuas

La Policía ha impuesto restricciones en Londres de cara a las esperadas protestas antirracistas a fin de evitar incidentes violentos como los ocurridos el pasado fin de semana, cuando algunos manifestantes pintaron varias estatuas.

Te recomendamos: Madonna participa en las protestas en Londres por la muerte de George Floyd

La Policía Metropolitana (Met) indicó que algunos grupos, entre ellos los del movimiento “Black Lives Matter”, esperan manifestarse de alguna manera el fin de semana, en respuesta al asesinato en EEUU de George Floyd a manos de un agente blanco.

Entre las medidas, los grupos tendrán que abandonar hoy el lugar donde se manifiestan sobre las 16.00 GMT, especialmente en el área de Whitehall, la zona gubernamental y cerca del Parlamento.

El pasado fin de semana, la estatua del ex primer ministro Winston Churchill apareció con pintadas, lo que obligó al Gobierno a protegerla y cubrirla en su totalidad para evitar destrozos.

El primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, calificó ayer de “absurdos y vergonzosos” los actos vandálicos cometidos contra la estatua de Churchill en la plaza del Parlamento, al destacar sus “logros” en la lucha contra la “tiranía fascista y racista” durante la Segunda Guerra Mundial.

Miles de personas se manifestaron por todo el país en la última semana en protesta por el asesinato de Floyd.

Algunos miembros del grupo de extrema derecha Britain First acudieron hoy a la plaza del Parlamento para, según afirmó a los medios su líder, Paul Golding, cuidar de los monumentos.

Las fuerzas del orden han pedido a los manifestantes que no se sumen a las protestas ante el riesgo de propagar el coronavirus, ya que resulta muy difícil mantener la distancia social.

Como medida de precaución y para evitar incidentes entre los grupos, la Policía ha impuesto a “Black Lives Matter” una zona específica para manifestarse, entre la plaza de Trafalgar y Hyde Park, en el centro de la capital británica.

En los últimos días, también ha habido pintadas sobre la estatua de la reina Victoria (1819-1901) en el céntrico Hyde Park, donde se han podido leer palabras como “racista” o “asesina”, mientras que la del comerciante de esclavos Edward Colston (1636-1721) fue arrancada en Bristol y arrojada al agua en el puerto de esta ciudad inglesa.

Las manifestaciones por la muerte de Floyd y en contra del racismo en general continuarán este fin de semana en diferentes partes del Reino Unido, lo que ha obligado al Gobierno a proteger ciertos monumentos con vallas y presencia policial.

Forcejeos entre manifestantes y la Policía en Londres durante protestas

Varios manifestantes forcejearon con agentes británicos en una zona próxima al Parlamento en Londres a raíz de las continuas protestas antirracistas que se han registrado en el Reino Unido por la muerte de George Floyd en EEUU.

Algunos manifestantes arrojaron botellas y empujaron a agentes cerca del puente de Westminster, mientras que hubo tensión entre ambas partes en la plaza de Trafalgar, centro de Londres, en el segundo fin de semana de protestas en el país.

Además de Londres, hay otras ciudades con movilizaciones como Belfast, en Irlanda del Norte, y Brighton, sur de Inglaterra, aunque hasta el momento no hay incidentes vandálicos como la semana pasada.

Con información de EFE.

RAMG