Polaco llega a la Basílica de Guadalupe tras cinco meses de peregrinación

Polaco llega a la Basílica de Guadalupe tras cinco meses

Wojciech Jakowiec ha caminado desde Canadá hasta la Villa (Facebook: Roman Zięba )

Tras cinco meses de peregrinación éste hombre de 53 años de edad, originario de Polonia, llegó a la Basílica de Guadalupe. Ha caminado desde Canadá hasta la Villa.

Wojciech Jacowiec pertenece al movimiento “Peregrinos de la Misericordia de Dios” y es uno de los 22 peregrinos, entre hombres y mujeres, que iniciaron su recorrido el pasado 4 de mayo con la finalidad de hacer una gran cruz a pie entre Canadá, Estados Unidos y México.

Los “peregrinos de la misericordia de Dios” tienen como finalidad rezar para que el mundo se libere del egoísmo, el odio y la violencia. Inició el viaje el pasado 3 de mayo cuando salió de Polonia.

El 8 de Mayo inició su peregrinación en Edmonton, Canadá, llegó a Estados Unidos el 27 de mayo y tardó casi 3 meses en cruzar Estados Unidos.

El 27 de agosto llegó a territorio mexicano, específicamente a Piedras Negras, Coahuila; el 15 de septiembre salió hacia San Luis Potosí.


Wojciech Jacowiec en su paso por Piedras Negras, Coahuila (Twitter: @FotoMexCoahuila)

Wojciech Jacowiec en su paso por Piedras Negras, Coahuila (Twitter: @FotoMexCoahuila)

El 29 de septiembre llegó a Querétaro y éste sábado arribó por fin a la Basílica.

Poco después de las 10 de la mañana salió de la iglesia de Santa Clara de Asis en Ecatepec, Estado de México. La fe lo movió y lo trajo a la Villa.

Un amigo que lo acompaña habló de su sentir.“Él dice que se siente en otro mundo, y que es un momento muy importante en su camino hacia Dios (…) siente que su corazón se está abriendo a algo nuevo a un nuevo comienzo (…) él sintió que está parado enfrente de una especie de puerta al mundo al que ha soñado, el mundo de sus sueños”, dijo un amigo que lo acompaña a Wojciech Jacowiec habló de su sentir.

Explicó que su amor a la Virgen lo deja sin palabras.

“Él se siente muy pequeño, pero al mismo tiempo se siente verdaderamente amado (…) soñaba con el momento que estuviera sentado a solas teniendo una conversión con mamá, con María”.

Y es por eso que dicen que la fe mueve montañas, la fe que trajo a este hombre de Polonia a México, hasta las puertas de la Basílica, para encontrarse con su Madre, María.

Este domingo, como parte de la jornada, Wojciech rezará un rosario a las 3 de la tarde.

Con información de Noticieros Televisa

HVI

CARGANDO...