Pedro Sánchez, el socialista persistente que gobernará España

Pedro Sánchez, el socialista persistente que gobernará España

Pedro Sánchez aseguró que gobernará a España con decisión. (AP)

El líder socialista Pedro Sánchez es el nuevo presidente del Gobierno de España en sustitución de Mariano Rajoy, dos años después de que renunciara a su escaño por no querer facilitar la investidura del político conservador.

Sánchez (Madrid, 1972) fue elegido este viernes en el Congreso ya que recabó el apoyo de 180 diputados, cuatro por encima de los 176 necesarios para la mayoría absoluta.

El actual secretario general del PSOE se convierte en el séptimo presidente del Gobierno desde la restauración democrática en 1977 sustituyendo a Rajoy, su rival político, con el que ha tenido una relación fría y distante, excepto la postura común que ambos han mantenido contra el proceso independentista catalán.

El líder socialista Pedro Sánchez dijo este viernes que utilizará el puesto de presidente del Gobierno para gobernar con decisión y ocuparse de los problemas sociales después de años de austeridad.

Soy consciente de la responsabilidad que asumo y del momento político tan complejo que vive nuestro país”, dijo Sánchez a la prensa en Madrid después que la moción de censura fue aprobada por 180 votos contra 169.

Prometió buscar consenso en entre las fuerzas políticas para “transformar y modernizar” España y “atender las urgencias sociales de mucha gente que sufre precariedad y desigualdad”.

En 2015, Pedro Sánchez y Mariano Rajoy se enfrentaron por primera vez en un primer debate electoral. Sánchez era candidato socialista y llegó a decir a Rajoy que no era un político “decente”, a raíz de los casos de corrupción que amenazan desde hace años al Partido Popular (PP, centroderecha).

El partido socialista (PSOE) presentó la pasada semana una moción de censura contra el Gobierno del PP después de que ese partido fuera condenado por lucrarse en una trama de corrupción y de quedar acreditado en la sentencia que contaba con una caja “B”.

Vea también: Rajoy reconoce su derrota, minutos antes de votar moción de censura

Pedro Sánchez es el tercer presidente socialista del Gobierno español desde 1977 pese a que el PSOE solo tiene 84 diputados en una Cámara de 350 escaños, la menor representación de este partido desde la restauración democrática, por lo que ha tenido que contar con el apoyo de varios grupos políticos.

Pero no ha sido la primera vez que Sánchez desafía a la aritmética parlamentaria y se ofrece como alternativa al PP y a su líder, Mariano Rajoy, con el argumento de que hay que regenerar la vida política española.

Ya intentó ser presidente del Ejecutivo español en marzo de 2016, después de que Mariano Rajoy renunciara a hacerlo, aunque el PP había ganado las elecciones de diciembre de 2015, postura que provocó la convocatoria de nuevos comicios, que volvió a ganar el Partido Popular.

En esta ocasión, el líder socialista defendió la moción de censura desde una posición nueva en el parlamentarismo español, ya que no es senador ni diputado.

Sánchez renunció a su escaño en 2016 para no abstenerse en la investidura de Rajoy, como decidió el grupo socialista, lo que posibilitó la reelección del candidato del PP como presidente del Gobierno.

Su firme negativa a facilitar esa reelección, con su conocido “no es no”, provocó el rechazo de los líderes regionales socialistas, que forzaron entonces su salida de la dirección del partido.

Vea también: Pedro Sánchez, primer presidente que no llega al poder mediante las urnas

Pedro Sánchez, economista y antiguo jugador de baloncesto, no se dio por vencido, recorrió las provincias españolas reuniéndose con militantes socialistas y consiguió ser elegido de nuevo secretario general del PSOE en junio de 2017, tras ganar en unas elecciones internas a la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, apoyada por la mayoría de los dirigentes regionales del partido.

Un año después, Sánchez se presentó de nuevo a unas elecciones para ser presidente del Gobierno y en esta ocasión contó con el apoyo unánime del Comité Federal del PSOE, máximo órgano entre congresos.

El líder socialista fue elegido por primera vez secretario general del PSOE en 2014, a los 42 años, con un discurso de renovación y apertura, cuando era un desconocido para la mayoría de los españoles.

Cuatro años después llega al Gobierno, pero su recorrido político no ha sido fácil ya que, además de ser cuestionado por sus correligionarios, ha tenido que hacer frente a sucesivas derrotas electorales, con una nueva formación de izquierda, Podemos, pisándole los talones.

Militante socialista desde los 21 años, Sánchez comenzó su carrera política como concejal en el Ayuntamiento de Madrid (2003-2009) y después pasó al Congreso de los Diputados, donde ya en 2015 ejerció como jefe de la oposición ante el Gobierno de Rajoy.

El líder socialista cuenta con experiencia en el extranjero, ya que trabajó dos años en Bruselas en el cambio de milenio como asesor del grupo socialista en el Parlamento Europeo y después como jefe de gabinete del Alto Representante de Naciones Unidas en Bosnia para el Proceso de Reconstrucción, el español Carlos Westendorp.

Vea también: Partido socialista español consigue votos para destituir a Mariano Rajoy

La designación de Sánchez debe ser publicada en la gaceta oficial antes de que pueda prestar juramento ante el rey Felipe VI en los próximos días. Sánchez, líder del mayor partido de la oposición, pudiera prestar juramento el sábado y nombrar su gabinete la semana próxima.

Bajo la Constitución española, y para prevenir un vacío de poder tras una moción de censura, el autor de la moción — en este caso Sánchez — es el nuevo líder del país con efecto inmediato.

El fin de más de seis años de Mariano Rajoy como jefe del Gobierno marcó la primera caída de un presidente por votación parlamentaria en cuatro decenios de democracia.

Mariano Rajoy estrechó la mano de Sánchez al conocerse los resultados. “Ha sido un honor ser presidente del gobierno de España. Ha sido un honor dejar una España mejor de la que encontré. Ojalá mi sustituto pueda decir lo mismo en su día, se lo deseo por el bien de España”, dijo Rajoy. “Gracias a todos los españoles y suerte”.

Pedro Sánchez y Mariano Rajoy. (EFE)
Mariano Rajoy estrechó la mano de su sucesor y le deseó suerte. (EFE)

Pedro Sánchez y Mariano Rajoy. (EFE)

Con información de EFE y AP

MLV/AAE

CARGANDO...