París y Marsella en alerta máxima por aumento de casos de COVID-19

La alerta máxima incluye el cierre de bares y cafés, los restaurantes de París y Marsella reforzarán sus protocolos sanitarios
Restaurante Le Rocher de Cancale, inaugurado en 1788 y considerado como uno de los cafés más antiguos de la ciudad, en París, Francia. (Foto: EFE)

Las dos grandes áreas urbanas francesas, París y Marsella, se encuentran este miércoles en alerta máxima por la COVID-19, por lo que bares y cafés permanecerán cerrados, dentro de las medidas restrictivas impuestas en un contexto de muy elevado nivel de contagios.

Te recomendamos: París inicia nuevas restricciones en bares y restaurantes por COVID-19

El pasado martes, la agencia de salud pública francesa notificó 10,489 nuevos contagios en todo el país y 65 muertes, con lo que ya han fallecido 32,365 personas desde el comienzo de la epidemia.

Ante la fuerte incidencia en París y en los departamentos limítrofes durante los últimos días, desde el martes 6 de octubre la zona metropolitana entró en alerta máxima, lo que implica que los bares y cafés permanecerán cerrados al menos durante 15 días, medida ya aplicada en el área urbana de Marsella y Aix en Provence (sureste) desde la semana pasada.

Los restaurantes estarán abiertos, pero implementarán un protocolo reforzado, particularmente un máximo de seis comensales en cada mesa, que tiene que estar separada de las demás por más de un metro.

Además, los clientes de los restaurantes tienen que dar sus nombres y sus teléfonos para ser advertidos en caso de contagio de alguno de ellos.

Con información de EFE

DMGS