ECONOMíA

A días del regreso presencial en escuelas, papelerías del Centro Histórico lucen vacías

La calle de Mesones, en la CDMX, es abarrotada para surtir los útiles escolares, pero este año, las ventas se han desplomado

A días del regreso presencial en escuelas, papelerías del Centro Histórico lucen vacías. Hace dos años, cuando aún no estaba la pandemia por COVID-19, así lucía la calle de Mesones, donde los padres de familia surtían los útiles para el periodo escolar 2019-2020. 

Te recomendamos: Ajustan semáforo COVID-19; clases presenciales ya son actividad esencial

En este 2021, con la tercera ola de Covid en México, ésta es la situación en la misma calle. 

Los comerciantes están desesperados, ya que las ventas se han desplomado por la falta de clientes y han tenido que bajar los precios.

“La persona que es dueña, me ha ayudado muchísimo, me ha ayudado con la mitad de la renta y si no, ya hubiera tronado la verdad”, dijo la comerciante Yolanda.

“La venta ha bajado muchísimo. Un 50%, jefe. Hemos rebajado los precios, por ejemplo, esta la doy en 5 pesos, hasta 4 mayoreo, cuando normalmente lo vendíamos a 10 pesos la pieza”, dijo Gabino.

“¿Han tenido que bajar precios? Un poco, para que haya un poco de venta. Este cuaderno es de 200 hojas vale 100 pesos lo doy en 80 pesos”, insistió Richard.

A días del regreso presencial en escuelas, papelerías del Centro Histórico lucen vacías. FOTO Cuartoscuro

Algunos para sobrevivir han activado las ventas a domicilio. 

“Pues ya más fácil, todas las listas se las surten y se las llevan a domicilio, o las mandamos también, mandamos por paquetes o vienen nos encargan y nosotros los enviamos”,detalló Juan Jesús.

Algunos padres de familia fueron a comprar los útiles escolares en busca de descuentos. 

“Estamos checando precios apenas, no hay dinero, no había trabajo, no hay dinero. Entonces, poquito a poquito tenemos que estar viendo qué compramos. ¿Cuántos hijos tiene? 3 ¿Y en qué grado van? Preparatoria, primaria y secundaria”, refirió Erik Tirado, padre de familia.

Este jueves muy pocos padres de familia acudieron a surtir los útiles escolares.

“La gente se está guardando por el COVID no se está arriesgando a andar en la calle, sino nada más cuando es súper necesario”, agregó María Gómez, madre de familia.

La pandemia pegó tanto a mayoristas como a los pequeños comerciantes, como don Héctor, quien tiene una papelería en la colonia Guerrero y hay días que no vende ni un lápiz. 

“Yo, cómo tengo mi papelería en la Guerrero, no saco ni para pagar la renta, ni para comer. Dificilísima. Si no vendemos en esta temporada, adiós papelerías”, enfatizó Héctor, pequeño comerciante.

“Urge que los niños estudien. Urge que vengan aquí a surtir su lista de útiles”, concluyó Felipe barajas, comerciante.

Con información de Santos Briz

KAH