Ante millones de fieles, papa Francisco pide no perder la esperanza por Colombia

Papa Francisco pide no perder esperanza Colombia

En el papamóvil, Francisco saluda a miles de fieles colombianos. Reuters

El Papa Francisco ofició una apoteósica misa rodeado de un millón 360 mil fieles, que con fervor escucharon su palabra y participaron de la celebración de la eucaristía en el parque Simón Bolívar, sin importar el frío, el viento y una fuerte lluvia que cayó durante más de tres horas.

Con un aforo inesperado, distribuido en este parque de 400 hectáreas, el pontífice hizo un recorrido de 15 minutos en el papamóvil que permitió que gran parte de los asistentes lo pudieran ver de cerca con su impecable casulla.

El Papa llegó al imponente Parque Simón Bolívar en el momento en que cesó la lluvia y apareció un tenue sol que se fue desvaneciendo poco a poco, mientras Francisco hacía el recorrido circular para saludar a los fieles agolpados sobre las barandillas de seguridad.

El líder religioso bajó del papamóvil y abrazó a un grupo de niñas con discapacidad, quienes lo tomaron de la mano y lo condujeron hacia el altar, desde donde salió para oficiar la misa. Francisco portó una estola con delicadas espigas de trigo, que significan vida, elaboradas a mano.

La cantante colombiana Maia interpretó el salmo con un grupo de niñas que hacen el responsorio, es decir, la repetición del salmo en coro.

Al hacer la reflexión del Evangelio, el Papa Francisco se refirió a la paz, la vida y las tinieblas que aún existen en Colombia como la injusticia, la sed de venganza, la falta de respeto por la vida y la insensibilidad ante la necesidad humana.

El jefe de la Iglesia Católica hizo énfasis en que “el bien común no puede estar por encima de intereses mezquinos (…) el Señor nos invita a ser constructores de paz e hizo un llamado a “no tener miedo de arriesgar juntos.

Fieles colombianos se reunieron para escuchar al papa Francisco en la Catedral Primada en la Plaza Simón Bolívar. AP

Millones misa papa Francisco en Colombia

Durante la eucaristía, dos mil sacerdotes repartieron más de 450 mil hostias, mientras se podía escuchar de fondo al coro y a la Filarmónica de Bogotá.

El momento esperado de la bendición fue de gran fervor, la mayoría de los fieles se arrodillaron en el piso mojado y cerraron sus ojos, mientras el Papa los bendecía.

Desde las dos de la madrugada de este jueves empezaron a llegar fieles al Parque Simón Bolívar, para vivir los tres momentos más importantes de este encuentro: El saludo en el papamóvil, el mensaje de la eucaristía y la bendición.

Vinieron fieles de todas las regiones de Colombia y del exterior, algunos como Teresa Hernández, quien llegó con su hija de cuatro años desde la ciudad de Ibagué. Sin boleto para ingresar al parque y ante la posibilidad de no poder entrar manifestó: “Sé que no es un viaje perdido, quiero verlo así sea de lejos.

Entre el millón 300 mil personas se encontraba una numerosa delegación de religiosos y laicos de Venezuela que ondeaban su bandera nacional para resaltar su presencia ante las cámaras de la televisión del mundo, para decir: “Aquí estamos a pesar de la crisis.

También estaban familiares de presos recluidos en cárceles de Colombia, así como personas enfermas, otras con algún tipo de discapacidad, víctimas de la guerra, miembros de comunidades indígenas, campesinos y numerosos estudiantes de colegios y universidades.

El encuentro pastoral termino con una euforia colectiva entre cantos religiosos amenizados por la Filarmónica de Bogotá, y con gritos desde todos los rincones del parque: “Papa Francisco te queremos, te queremos. Soy colombiano hasta morir”.

FJMM

CARGANDO...