Panorama petrolero: Así operan las refinerías en México

Panorama petrolero: Así operan las refinerías en México

FOTO: La primera refinería que se construyó en México, la "Francisco I. Madero", se localiza en Ciudad Madero, Tamaulipas. (Noticieros Televisa)

En el marco por el 81 aniversario de la Expropiación Petrolera, se dio a conocer que actualmente, gran parte de las refinerías, plataformas petroleras y complejos petroquímicos del país trabajan al 35 por ciento de su capacidad y otras están desmanteladas

La máquina de trabajo que es Petróleos Mexicanos (Pemex) dispone de una gran cantidad de almacenamiento que opera y mantiene las instalaciones portuarias. Sus nueve refinerías trabajan ininterrumpidamente 24 horas del día.

Hace más de 30 años se presumía la bonanza en Petróleos Mexicanos. Ahora sus instalaciones principales se encuentran en una situación muy diferente.

La primera refinería que se construyó en México, la “Francisco I. Madero”, se localiza en Ciudad Madero, Tamaulipas. Llegó a producir hasta 22 millones de litros diarios de gasolina.

Hoy se encuentra totalmente parada.

“Se ha dejado caer a la industria petrolera, tanto en mantenimiento, como infraestructura. Operan a muy bajo porcentaje estuvieron paradas, por ejemplo, la de Madero, casi un año sin operar, apenas están empezando, tratando de arrancar algunas plantas”, comentó Miguel Arturo Flores, del Movimiento Petroleros Activos en Evolución.

En agosto de 2017, Pemex contrató a empresas privadas para darles mantenimiento y se iniciaron paros programados en las 22 plantas, pero los trabajos no se terminaron.

La segunda refinería es Lázaro Cárdenas, que se ubica en el municipio veracruzano de Minatitlán. De las 28 plantas que la componen, 12 se encuentran fuera de operación y el resto trabaja a su mínima capacidad.

“Estaba programada para producir 285 mil barriles diarios de crudo y en la actualidad que es lo que pasa, solo se producen 110 mil barriles diarios”, dijo Fernando Meneses León, trabajador de Pemex, en Minatitlán, Veracruz.

A cuatro kilómetros de la refinería se encuentra el complejo petroquímico de Cosoleacaque, único productor de amoniaco en el país. De generar 2 millones 287 mil toneladas de amoniaco cada año, pasó a un millón 824 mil y hoy, no se produce nada.

“Desde hace nueve meses no hay producción en ninguna planta, desde que estaba el señor presidente Felipe Calderón se venía trabajando con dos plantas de amoniaco la 6 y la 7. No hubo inversión entonces se llegó a utilizar chatarra”, indicó Fernando Meneses León, trabajador de Pemex, en Minatitlán, Veracruz.

A 35 kilómetros de aquí, se encuentra el complejo petroquímico Pajaritos, ubicado en Coatzacoalcos con dos mil trabajadores, se encuentra en el abandono.

“Dejó de operar desde hace mucho tiempo, nada más tenia operando la planta de Clorados 3 quien es quien produce el cloruro de vinilo que es una materia prima para la elaboración de plástico”, apuntó Ricardo Castelo Castillo, trabajado de Pemex, en Coatzacoalcos.

Esta planta inició operaciones el 18 de marzo de 1967 y en 2014, el gobierno de Enrique Peña Nieto le entregó el 55.9% de la operación a la empresa Mexichem.

Dos años más tarde se registró una explosión en la planta de Clorados 3, que dejó 32 muertos y decenas de heridos.

“Estaba en operación, había una pequeña fuga y a pesar, así se siguió trabajando y sobrevino la explosión que costó muchas vidas. Mexichem cobró el seguro porque la planta estaba asegurada, pero la tiene sin mantenimiento, sin operar y a los trabajadores sin hacer nada”, reveló Ricardo Castelo Castillo.

En las mismas condiciones se encuentran las plataformas petroleras en la sonda de Campeche. La mayor parte en ruinas, desde hace más de 12 años no reciben mantenimiento.

“La producción en las plataformas marinas cayó de 2 millones 100 mil barriles más o menos diarios a un millón 200, un millón 300 actualmente, cayendo la producción cerca del 45%”, dijo Maro Arcos, trabajador de Pemex, en Campeche.

Con información de Fátima Monterrosa y Víctor Olvera

LLH

CARGANDO...