Gobierno de Guerrero entrega paneles solares a comunidades sin luz eléctrica

Según datos del Observatorio de la Sierra, el 70% de los pueblos de la Sierra de Guerrero carece de energía eléctrica, lo que dificulta el acceso a clases para niños durante la nueva normalidad

En Guerrero, 2 mil 700 familias de 450 localidades, principalmente de la región de la montaña, recibieron un panel solar.

Te recomendamos: “Ningún estado tendrá clases presenciales hasta que el semáforo esté en verde”: Moctezuma

Desde que nació, don Custodio de 63 años de edad, vive en la cima de esta montaña en el municipio de Iliatenco, Guerrero. Hace cuatro días recibió un panel solar, antes que eso, durante décadas utilizó ocotes y velas para iluminarse.

“Vamos a hacer la lucha de comprar tele, aunque sea un chico, si vamos a comprar, tenemos dos niños aquí, no hay clases pues”, dijo Custodio Santos , habitante de Iliatenco.

Sus dos nietos bajaban al pueblo para ir a la escuela. Desde marzo, dice, no pueden seguir las clases.

“Los niños se espantan cuando ven un foco porque no habían tenido acceso nunca a este servicio tan básico y tan fundamental”, afirmó Mario Moreno, secretario de Desarrollo Social. Guerrero.

Según datos de la Comisión Federal de Electricidad, Guerrero es el cuarto estado del país con más comunidades sin luz eléctrica, al contabilizar 569. A partir de junio, pero sobre todo después del inicio de clases, las autoridades estatales intensificaron la entrega de páneles solares.

“Ya llevamos 26 años viviendo aquí sin luz, apenas lleva dos días que instalaron este panel”, dijo Florencia Gallardo, mamá de estudiantes.

Las hermanas Gallardo, de 14 y 16 años de edad, caminaban más de 30 minutos entre la montaña para llegar a su escuela.

“Pues no tomaba clases desde que empezó la pandemia, hasta hoy que nos dieron la televisión voy a empezar por tomar clases en la tele”, insistió la joven Florencia Gallardo, estudiante de secundaria.

“Yo creo que ya no se nos va a dificultar nada ahorita. Me gusta saber como, por ejemplo, de física, química, todas las materias saber de qué tratan”, detalló Olivia Gallardo, estudiante de preparatoria.

Según datos del Observatorio de la Sierra, el 70% de los pueblos de la Sierra de Guerrero carece de energía eléctrica, lo que dificulta el acceso a clases para niños durante la nueva normalidad, como Paola, que debía trasladarse desde su comunidad hasta la cabecera municipal de Iliatenco para cargar su computadora y poder seguir sus clases de preparatoria. Dice que quiere ser electricista para evitar que otros niños atraviesen su situación.

“Hace poco nos dieron la luz solar, ya no tenía la necesidad de ir tanto allá. Cada vez que veo a alguien haciendo algo que tenga que ver con electricidad me llama mucho la atención y quiero aprender sobre ello”, concluyó Paola, habitante de San Pedro, Iliatenco, Guerrero.

Con información de Víctor Valles-Mata y Julián López

KAH