Pandemia por COVID-19 provoca trastornos de sueño a millones de niños en México

El confinamiento ha hecho que, al dormirse tarde y despertarse tarde, los menores vivan en un constante "horario de vacaciones".

Desde el pasado 21 de marzo que la Secretaría de Educación Pública (SEP) determinó suspender las clases en los planteles del país debido a la pandemia por COVID-19, millones de niños vieron afectadas sus rutinas. A algunos, esto les ha provocado trastornos de sueño.

Te recomendamos: Si la inmunidad poblacional no alcanza el 75%, es posible que haya rebrotes de COVID-19: Ssa

“Se ha modificado su vida, se la pasan encerrados, se duermen tardísimo, hay veces que se levantan temprano y a veces”, señaló Anna Sañudo, madre de familia.

“Luego me desvelo jugando videojuegos, se siente como que el tiempo se detiene mientras estás jugando, por eso luego me duermo tan tarde”, dijo Daniel, de 10 años.

El pequeño compartió Daniel compartió que extraña la escuela y a sus amigos.

La pandemia ha modificado los hábitos de sueño de los niños. Según los resultados de un estudio realizado en China, y publicados a finales de julio en el Journal of Sleep Research, el confinamiento ha hecho que, al dormirse tarde y despertarse tarde, los menores vivan en un constante “horario de vacaciones”.

Segun el estudio, la alteración en patrones establecidos, de inicio no permite la comprensión, provoca irritabilidad y cansancio.

El sueño tiene diferentes funciones; es fundamental y también para el desarrollo neurológico, la expresión correcta de un organismo sano infantil tiene mucho que ver en cómo están durmiendo”, indicó Reyes Haro Valencia, director del Instituto Mexicano de Medicina Integral del Sueño.

Además, los investigadores detectaron que al reducirse las actividades al aire libre, las comunicaciones cara a cara e incluso recibir menos luz solar, aunado a la constante exposición a dispositivos electrónicos, ocasiona trastornos que pueden derivar en situaciones de insomnio, terrores nocturnos y sonambulismo.

“Ya no es lo mismo, y se los tratas de medir, dos horas en la tableta, dos horas en el juego, y no puedes, porque te rompe tu rutina, tienes al esposo en casa, estás trabajando, todo lo haces aquí”, señaló Anna Sañudo, madre de familia.

La recomendación médica es que los niños comiencen a dormir cada día, media hora más temprano hasta regresar a sus horarios habituales, en particular, frente al inicio de las clases en linea.

Con información de Susana López Peña.

LLH