Pacientes COVID prefieren tratarse en casa y se agravan por no acudir a tiempo al hospital

Enfermos permanecen en casa y se tratan con remedios caseros hasta que por las complicaciones buscan ayuda en hospitales

Los familiares de pacientes COVID están postergando salir de casa en lugar de buscar un hospital hasta que la situación del paciente ya es muy grave. Algunos logran conseguir espacio, pero no es el caso de todos.

Te recomendamos: Pacientes COVID-19 mueren en ambulancias tras esperar hasta cinco horas para ingresar a hospital

“Si en casa no nos funcionó con mi papá, por eso fue que acudimos al hospital. Es que ya no tenemos mucho dinero, la verdad, ha sido complicado eso, por eso fue también decidimos lo del hospital, esperando que mi mamá salga bien”, enfatizó Jorge Flores, familiar de paciente COVID-19.

Enrique, padre de Jorge, murió hace cinco días por COVID en su casa, en Cuautitlán Izcalli. Para evitar que ocurra lo mismo con su madre, Jorge buscó ayuda urgente. Lo que obtuvo para Gabriela, de 68 años, fue una silla en el Hospital Maximiliano Ruiz Castañeda, en Naucalpan.

“Fue complicado, también me habían dicho que, no había espacio,  ya después se salió otro doctor y me dijo que, pues lo que me podría ofrecer una silla y el oxígeno, en lo que se desocupaba una cama, estaba totalmente saturado”, insistió Jorge.

Pacientes COVID prefieren tratarse en casa y se agravan por no acudir a tiempo al hospital. FOTO Cuartoscuro

La economía de la familia Flores colapsó entre estudios y medicamentos del padre se gastaron más de 35 mil pesos.

“Dijo que él no, no quería entrar a un hospital. Le llevábamos los doctores, ahí mismo le hacían los estudios de sangre, esta enfermedad es carísima del oxígeno diario eran como mil pesos. Anda muriendo muchos, es más fácil, que muera uno a que se sane”, insistió Jorge.

Maximino vive una situación similar desde el 24 de diciembre, que enfermaron sus padres. Permanecieron en casa, en San Martín de las Pirámides, Estado de México, hasta que por las complicaciones de la enfermedad, decidieron buscar ayuda en hospitales.

“Nos dijeron de un té, y con ese tesito sí la mantuvimos así un buen, unos buenos días, pues no tenemos tanto dinero, así que digamos para comprar todo lo que pedían y luego, ¿ahí, dónde conseguíamos oxígeno?, es un pueblo”, refirió Maximino

Hace un par de días llegaron al Hospital Central Militar, en la Miguel Hidalgo.

“La pusieron en una silla de ruedas, sentada y con oxígeno luego, luego. Se puso mal en la mañana y no le hacían nada, es que también hay demasiada gente, van formados, entonces hasta que le tocara a ella”, refirió.

Tras una búsqueda exhaustiva, la familia encontró espacio en el IMSS de Tlatelolco.

“Se siente refeo, lo tienes en tus manos y ves cómo respira, y cómo se queja, sientes que se va a morir, y luego cuando empiezan a temblar, dices, en la torre, ahora qué hago”, concluyó

Con información de Guillermo Rivera y Fernando Guillén.

KAH