Otorgan suspensión provisional de proceso a policías bancarios acusados de cohecho

Anden del Metro de la Ciudad de México. (Foto: Archivo)

Tres elementos de la Policía Bancaria e Industrial (PBI) que exigieron dinero a dos jóvenes para no presentarlos al Juez Cívico por viajar en los vagones del Metro reservados para mujeres, recibieron el beneficio de la suspensión provisional de su proceso.

La jueza de control, Victoria Arreola, determinó que la detención de los policías Andrés, Omar y Eduardo fue legal y los vinculó a proceso por el delito de cohecho.

En la audiencia inicial la defensa pidió el beneficio de la libertad, que les fue concedido por seis meses, tiempo en el que deberán acudir a firmar y no salir de la Ciudad de México.

Además, los policías deberán devolver los 800 pesos que recibieron de los usuarios.

En la audiencia se determinó que las víctimas, dos jóvenes de 18 y 16 años, originarios de Puebla y que apenas tenían unos días en la ciudad, se subieron al vagón exclusivo para mujeres y niños en la estación 18 de marzo de la Línea 3.

Al llegar a la estación Balderas fueron detenidos por los policías bancarios que vigilan la estación.

Los policías les dijeron que los trasladarían al Juez Cívico, pero en el transbordo les pidieron que cada uno entregara 500 pesos para dejarlos ir.

Los jóvenes les dieron 800 pesos y luego acudieron con un policía que estaba en los torniquetes y con el jefe de estación para informarles lo que había pasado, por lo que se ordenó el arresto de los elementos de la PBI, quienes fueron presentados a la Fiscalía para Servidores Públicos.

Al no considerarse un delito grave, se les concedió el beneficio de la suspensión provisional del proceso.

Al salir de las instalaciones del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, los policías y sus familiares se negaron a hacer comentarios.

Con información de Arturo Sierra

LHE