DEPORTES

Ona Carbonell denuncia que no puede llevar a su bebé lactante a Tokyo 2020

Su marido y su hijo Kai, de casi un año, tendrían que alojarse en un hotel aparte y no podrían salir de su habitación durante cerca de 20 días

La nadadora española, Ona Carbonell, dijo que está decepcionada y desilusionada por no haber podido llevarse a su hijo lactante a los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, ya que su familia se vería sometida a restricciones muy drásticas en Japón.

Te recomendamos: Primeros atletas de los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 se retiran tras dar positivo a COVID-19

Su marido y su hijo Kai, de casi un año, tendrían que alojarse en un hotel aparte y no podrían salir de su habitación de hotel durante los cerca de 20 días que ella estaría en Japón, según afirmó en su página de Instagram.

“Para ir a estar con Kai cada día, las veces que fuera, tendría que salir de mi burbuja e ir hasta allí, con lo que pondría en riesgo al equipo”, indicó.

“Me dijeron que las condiciones las pone el Gobierno de Japón y finalmente he tenido que tomar una decisión muy dura con mi equipo, mi entrenadora, que me está ayudando mucho y mi familia”, dijo Carbonell.

“Espero que a otros atletas les sirvan estas condiciones y puedan llevar a su hijo. Yo lo voy a pasar mal, voy a tener que estar ‘veintipico’ días con el ‘sacaleches’ y espero que cuando llegue pueda seguir con la lactancia y que se enganche al pecho, porque es algo que me importa mucho”, agregó.

En un principio, a Carbonell le dijeron que no podía llevarse a Kai, ya que las familias de los deportistas no podían viajar con ellos, pero tras ver a otros atletas describiendo su angustia por tener que elegir entre el evento y sus bebés, ella y su entrenador hicieron una petición al Comité Olímpico Internacional.

Hace dos semanas le comunicaron que podía llevar a Kai, pero sólo con sujeción a las normas establecidas por el Gobierno japonés.

“Tras recibir incontables muestras de apoyo y ánimo para acudir a Tokio con Kai, quería manifestar mi decepción y desilusión porque finalmente tendré que viajar sin él”, señaló.

Los organizadores de Tokyo 2020 dijeron en un comunicado que no comentaban casos individuales, pero que se comprometían a hacer todo lo posible para que los atletas con hijos lactantes puedan competir.

“Cuando sea necesario, los niños lactantes y sus cuidadores podrán acompañar a los atletas a Japón (…), las medidas adecuadas en relación con las pruebas y la cuarentena regirán su entrada en el país”.

Se ha habilitado una zona en la Villa Olímpica para que las atletas puedan pasar tiempo con sus hijos y amamantarlos de forma segura, pero deben ocupar un alojamiento privado, añadieron.

Según Carbonell, sólo el fin de la pandemia hará que la conciliación de la maternidad y el deporte de élite deje de ser algo prácticamente imposible de llevar a cabo.

Con información de Reuters

LSH