OMS recomienda vacunarse contra gripe para luchar mejor contra COVID-19

Algunos casos graves de gripe podrían requerir atención hospitalaria, añadiendo un segundo frente en redes sanitarias
Expertos de la OMS recomendaron vacunarse contra la gripe ante la inminente llegada de la temporada alta de esta enfermedad ( Getty Images, archivo )

Expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendaron este miércoles  vacunarse contra la gripe ante la inminente llegada de la temporada alta de esta enfermedad en el hemisferio norte, para así mejorar la preparación y la lucha contra la COVID-19 en la segunda oleada de esta pandemia.

Te recomendamos: En octubre y noviembre aumentará el número de muertos diarios por COVID-19: OMS

Algunos casos graves de gripe podrían requerir atención hospitalaria, añadiendo un segundo frente en redes sanitarias que ya estarían atendiendo numerosos casos de COVID-19, y en ocasiones los síntomas de una y otra enfermedad podrían confundirse y causar alarma, por ejemplo en las escuelas, explicaron los expertos.

“Animamos especialmente a las personas que ya presentan con anterioridad afecciones médicas subyacentes a que se vacunen contra la gripe”, subrayó el director de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan, en una sesión de preguntas y respuestas con el público emitida por el organismo a través de las redes sociales.

La directora técnica de la organización para la COVID-19, Maria Van Kerkhove, añadió que se están observando “tendencias preocupantes” en la evolución de la pandemia en países del hemisferio norte, por el aumento de casos de coronavirus incluso antes de que comience esa temporada de gripe.

Aunque muchos de esos aumentos se deben a que muchos países están mejorando su capacidad de diagnóstico, y ya no sólo se detectan los casos más graves como en la primera oleada, “también hay una preocupante alza en las hospitalizaciones y la ocupación de las unidades de cuidados intensivos”, señaló la experta estadounidense.

Van Kerkhove mencionó que esta tendencia se está observando en lugares como España, Francia, el este de Europa o algunos estados de Estados Unidos, por lo que pidió aumentar la alerta, aunque insistió en que el mundo “está mejor preparado y no en la misma situación que al principio de la pandemia”.

Ryan añadió que la principal preocupación ahora es que “el aumento de casos de COVID-19 y gripe se produzca al mismo tiempo y ello dificulte enormemente a médicos y enfermeras a la hora de tratar a los casos más graves”.

Sin embargo, sigue sin haber evidencias de que el coronavius SARS-CoV-2, causante de la COVID-19, aumente con mayor virulencia con la bajada de temperaturas, como sí ocurre con la gripe, recordó el experto de la OMS.

El especialista irlandés, quien afirmó que se han detectado casos de infección de una misma persona con gripe y COVID-19, aseguró que el objetivo ahora debe ser “maximizar los porcentajes de supervivencia y minimizar el tiempo de hospitalización” y para ello hay que empezar bajando la cifra total de contagios.

Van Kerkhove subrayó que la tasa de letalidad del virus, o el número de pacientes fallecidos del total de contagios confirmados, ha bajado hasta el 0,6 por ciento, “un porcentaje que podría sonar bajo, pero que aumenta dramáticamente a mayores edades”.

Ryan complementó esta afirmación explicando que “si no se encuentra la vacuna y la enfermedad hipotéticamente se extendiera al 60 o 70 por ciento de la población mundial, esto significaría una posibilidad de fallecer de entre el 1 y el 2 por ciento, bastante más alta que la de ganar la lotería”.

El director de emergencias reconoció que muchos países “han encontrado la manera de convivir en cierto modo con el coronavirus de manera que tenga un impacto mínimo en la sociedad”, pero que de todos modos la pandemia “sigue siendo agotadora para todos, afectando nuestros planes, vacaciones o estudios”.

Sobre una posible vuelta de los confinamientos masivos, Van Kerkhove manifestó su esperanza en que con el mayor conocimiento del coronavirus actual se puedan aplicar medidas más localizadas.

“Se necesitan planes nacionales, pero implementaciones de éstos que sean lo más locales posibles, en zonas lo más reducidas que se pueda”, afirmó.

Preguntados por la posibilidad de reinfección de COVID-19, que se ha detectado en casos por ahora muy reducidos, los expertos subrayaron que por ahora no es una gran preocupación pero no descartaron, por ejemplo, que en caso de hallarse una vacuna ésta tenga que inocularse cada año, como ocurre con la de la gripe.

Con información de EFE

LSH