#MéxicoDecide

Nunca es tarde para remontar, la campaña no ha empezado, dice González Zarur

Nunca es tarde para remontar, campaña no ha empezado, González Zarur

Mariano González Zarur, exgobernador de Tlaxcala, habla en Estrictamente Personal del trabajo que hará para la campaña de José Antonio Meade. (Twitter, @FORO_tv)

Mariano González Zarur, militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y exgobernador de Tlaxcala, reconoció que en la precampaña de José Antonio Meade “se cometieron errores, pero no los van a volver a cometer”. En entrevista para Estrictamente Personal, el coordinador de trabajos para la campaña en Colima, Hidalgo, Estado de México y Michoacán señaló que “nunca es tarde” para remontar las diferencias y “la campaña no ha empezado”.

Señaló que fueron nombrados “cuando los tiempos electorales lo permitieron, porque hay proceso que marcan las disposiciones legales y primero tenía que hacerse el proceso interno”.

González Zarur admitió que los cinco coordinadores “estamos capacitados para instruccionalidad y la disciplina; somos parte de un partido de estructura, respetamos al coordinador y al presidente del partido, pero la decisión de llamarnos y tomar las coordinaciones editoriales la tomó el candidato”.

Insistió en que “no debemos adelantarnos, sino ir con los procesos, por eso, quizá, no nos llamaron en diciembre, sino hasta que José Antonio Meade ya fue candidato”. Reconoció que Meade “tiene 20 años de ser servidor púbico, y en esos años, su fortaleza siempre fue el PRI para lograr los acuerdos en las negociaciones en las Cámaras del Congreso”.

Lo describe como “una persona institucional, que por eso pudo estar en gobiernos de diferentes ideologías, en los sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón, del PAN, y ahora del presidente Enrique Peña Nieto”.

Mariano González Zarur destacó que Meade es simpatizante del PRI, porque “cuando le preguntaron en el Congreso por quién había votado, él respondió, honesto, que había votado por Peña y, sin ser militante, siempre tuvo simpatías con priistas”.

Desde su perspectiva, no existe problema dentro del PRI por la candidatura de alguien que no tiene militancia y reconoció que “en algunas ocasiones, los militantes del partido muestran inconformidad, molestia, cuando eligen a otros candidatos”, pero, en este caso, acotó “se siguió el proceso, lo que marca la ley secundaria, los estatutos, se siguieron y no hay problema; ahora se ve la cohesión y vamos a ganar”.

Admitió que van “a operar en las 32 entidades, en todas las secciones electorales, en todos los municipios del país”. Explicó que “el PRI es el más aceptado por la ciudadanía y también el más rechazado, porque el poder desgasta; yo he sido alcalde, gobernador, diputado, senador y no siempre quedas bien, porque es difícil que siempre puedas obsequiar todas las peticiones”.

Señaló que el equipo ya cuenta “con las estadísticas, sabemos cuáles son las secciones priistas, cuáles no; tenemos que hacer trabajo en todos lados, en todos los lugares”. Detalló que “ya se tiene el ejército de militantes y simpatizantes del partido, porque también tenemos simpatizantes del partido” y subrayó que pudieron “sentar a la mesa a tirios, troyanos, sirios y cartagineses para componer este equipo”.

El exgobernador de Tlaxcala sentenció que “las elecciones se ganan con votos y ahora se puede dar el caso de que se gane por un voto”, por lo que “debemos tener cuidado y más valdría que hiciéramos un consenso, porque puede haber una parejera y que con pocos votos se gane y eso no nos conviene como país”.

González Zarur se negó a aventurar quiénes compondrían la carrera parejera, porque “es difícil, y ahí está el caso del 2000, cuando el candidato del PRI salió con amplísima ventaja de 24 puntos y perdió”, además, dijo, es falso que les hayan encomendado que perdiera el entonces candidato Francisco Labastida, “a mí nunca me han dicho que se tiene que perder nada”.

También, dijo, “en el año 2000 en Tlaxcala, ya siendo oposición, la elección la ganó Labastida, y ganamos senadores y distritos y lo hicimos siendo oposición, porque ya éramos oposición desde 1998”.

En 2016, señaló, “se pensaba que Tlaxcala se iba a perder, porque muchas veces se dice, se piensa y se comenta, sin tener elementos, por eso existe la importancia del partido, de un partido que tiene estructura en todos los rincones del país”.

Insistió en que, durante la campaña, “pueden pasar muchas cosas; recordó que en “el arranque de la campaña de 2012, Enrique Peña Nieto traía una ventaja significativa, que nunca perdió; en 2006, Andrés Manuel López Obrador tenía ventaja sobre Calderón, pero al final se redujo y todo cambió”. Este año “va a ganar Pepe Meade y alguno de los otros dos se va a desplomar”.

Sobre los señalamientos de Ricardo Anaya, candidato de la coalición ‘Por México al Frente’, en el sentido de que las presuntas acusaciones por lavado de dinero en su contra son una estrategia del PRI para restarle ventaja y apoyar a José Antonio Meade, Mariano González Zarur respondió que “el PRI es una entelequia, es un instituto, si está seguro de que alguien lo persigue o dio una orden, que diga nombres y señale como lo han señalado a él, que él señale y diga nombres, que acuse directamente”.

González Zarur insistió en que “la campaña se gana en el territorio; muchas veces se dice que la Ciudad de México es un parámetro para lo que pasa en el país, pero ya no es una caja de resonancia; en las entidades hay medios regionales y la gente escucha mucho lo relacionado con su territorio, con estados, con municipios; esos medios abren espacio a lo nacional, pero la gente se fija en los de su territorio; por eso la elección se gana en el territorio”.

Destacó, además, “la gente ya sabe lo que es el voto diferenciado, desde el 88 se dio el voto diferenciado y no se entendía; dudar del voto diferenciado es dudar de la gente; el porcentaje con el que llegan senadores de un partido es mayor que con el que llegan diputados de un partido o al revés; también se da voto diferenciado para presidente, o en los estados, pero los votos se ganan en el territorio, pero, de cualquier manera, se tiene que tener la percepción de ganador para ganar; tenemos que estar conscientes de que podemos ganar y vamos a ganar”.

Desde la perspectiva de González Zarur, José Antonio Meade puede “aprender a desenvolverse con masas; el manejo de masas, el movimiento escénico, ya lo aprendió en la precampaña; ya no volverá a cometer errores; se están ajustando, nos están escuchando, que es lo importante, porque el trabajo político es de escuchar”.

Sobre sus enfrentamientos con Aurelio Nuño, Mariano González Zarur insistió en que llega “por invitación del candidato, él coordina la campaña y lo respetamos y lo atendemos; de Nuño, no recuerdo, porque tengo memoria corta, pero si hubo alguna desavenencia entre él y yo, ya lo dejamos atrás”.

 

 

(Con información de Estrictamente Personal)

tfo

CARGANDO...