Nuevo León suspenderá actividades no esenciales durante los fines de semana por COVID-19

Debido al repunte de casos positivos de COVID-19, el gobierno del estado de Nuevo León suspenderá la movilidad en su totalidad los fines de semana a partir deL sábado 5 de diciembre.
Reducirán la movilidad en Nuevo León durante los fines de semana (GABRIELA PÉREZ MONTIEL / CUARTOSCURO.COM)

Debido al repunte de casos positivos de COVID-19, el gobierno del estado de Nuevo León suspenderá la movilidad en su totalidad los fines de semana a partir del sábado 5 de diciembre.

Te recomendamos: Puebla vuelve al semáforo naranja tras incremento de casos de COVID-19

Durante la reunión semanal del Consejo de Seguridad en Salud se acordó reducir la movilidad en el estado a fin de evitar que continúen los contagios.

“A mí sí me duele porque en Nuevo León hemos trabajado las 24 horas creando estrategias, recorriendo las calles, comprando más pruebas que nadie y aun así no hemos podido disminuir los casos con todas esas acciones”, declaró Manuel de la O Cavazos, secretario de Salud de Nuevo León.

Esta medida entrará en vigor a partir de las 22:00 horas de este viernes y durante todos los fines de semana hasta el 21 de diciembre.

Restaurantes, centros comerciales, mercados sobre ruedas, cines, iglesias, parques públicos, gimnasios, museos, salones de eventos y bares, entre otras actividades no esenciales deberán permanecer cerradas los fines de semana.

De lunes a viernes podrán operar al 30% de su aforo, con horario de 5:00 de la mañana a 10:00 de la noche.

“Permanecerán abiertos los que actualmente están abiertos de lunes a viernes de 5:00 a 22:00 horas, sin embargo se suspenderán actividades totalmente sábados y domingos”, señaló Roberto Russildi, secretario de Economía de Nuevo León

También serán canceladas peregrinaciones, kermeses, fiestas patronales u otras celebraciones con motivo de las festividades decembrinas.

Solo podrán funcionar farmacias, tiendas de conveniencia y abarrotes, servicios médicos y funerarios, estaciones de combustible y bancos.

Para empatar la orden de suspensión de actividades económicas los fines de semana, el gobierno estatal y los municipales acordaron prohibir la venta de bebidas alcohólicas los días sábado y domingo.

En su cuenta de Twitter, el gobernador Jaime Rodríguez dijo que les gustaría detener los contagios sin afectar la economía, pero no se está logrando.

Reconoció el impacto que representan los cierres en los giros comerciales, pero la prioridad es y será siempre la salud.

Con información de Televisora

JPG