Niños participan como soldados y marinos honorarios en desfile militar

Fuerzas Armadas desfilan en el Zócalo por 207 aniversario del inicio de la Independencia de México (Presidencia de la República)

Por primera vez en la historia, 35 niños y niñas participan como soldados y marinos honorarios en el desfile militar.

A sus 5 años de edad, Alondra Heredia, cumplirá ese sueño. El jueves tuvo una cita importante en el Campo Militar Número 1: para el ensayo general.

Para no llegar tarde, a las 5 de la mañana su mamá intentó despertarla.

La familia de Alondra estaba muy emocionada porque sería condecorada como “soldado honorario”, distinción que otorgan las Fuerzas Armadas a los menores que tienen alguna enfermedad que les impedirá formar parte del Ejército o de la Marina.

Leer: Fuerzas Armadas desfilan por el 207 aniversario de la Independencia

“Alondra, tiene leucemia linfoblastica aguda, desde hace 3 años ‘¿Cómo ha sido este proceso?’, muy difícil, si fue difícil para nosotros imagínese para ella. Claro es una niña muy madura, tan pequeña y es muy madura”, indicó Brenda Heredia, mamá de Alondra.

A pesar de su condición de salud, a su corta edad, tiene una gran ilusión por las Fuerzas Armadas.

“Por los desfiles que ve en la tele, incluso ella, estábamos jugando con ella de que va ir al desfile y la van aventar del paracaídas, ella dice ‘Ay no, me da mucho miedo, mejor me voy en los caballos’, ella quiere involucrarse en todo. Está muy contenta de ser un soldado”, mencionó Brenda Heredia, mamá de Alondra.

Con una diadema rosa y un vestido color azul, Alondra salió de su casa en la Delegación Gustavo A. Madero hacia el Campo Militar. Elementos del Ejército la esperaban afuera de su casa para trasladarla.

Alondra sabía que era un día especial porque recibiría el uniforme que portará en el desfile, diseñado especialmente para ella.

La Brigada de Fusileros Paracaidistas fue la encargada de dar la bienvenida a Alondra a y otros niños que enfrentan una situación similar de salud. La sonrisa en cada uno de ellos conmovió a los militares.

Después de desayunar, en el cuartel de los Fusileros Paracaidistas, Alondra se preparó para el evento protocolario.

“Es algo muy bonito, de por si convivir con los niños es algo agradable, y algo muy divertido y para nosotros fue una cosa muy especial que valoren, que vean a los soldados como lo que son sus amigos y los soldados hemos estado y siempre estaremos para apoyar a la población”, dijo el general brigadier Eduardo Guerrero, comandante de la Brigada de Fusileros Paracaidistas.

Ya uniformada y con las botas lustradas, aprovechó para tomarse fotografías con los soldados que admira, en compañía de su familia.

“Me gustó mucho venir aquí, ‘¿Te gusto tu uniforme?’ Sí ‘¿Por qué?’, porque me gusta estar con los militares ‘¿Cómo saludan los soldados?’ “Firmes, ya”, dijo Alondra Heredia, soldado honorario.

Alondra, junto con otros niños, subieron a un camión para pasar revista frente al Alto Mando.

Los secretarios de la Defensa Nacional y Mariana pasaron revista a la Columna del Desfile Militar.

Uno a uno fueron desfilando: Policía Federal, Bomberos de la Ciudad de México, Marina, Ejército y Fuerza Aérea, y los “soldados honorarios”, al pasar frente al alto mando, no dejaron de saludar en todo momento con una sonrisa, orgullosos de vivir esta experiencia.

Al terminar el ensayo general, Alondra y sus nuevos amigos “soldados honorarios” se reportaron listos para el Desfile Militar.

Con información de Amador Narcia Crespo

JLR