#ISIS

Niño yazidí se reencuentra con su familia tras sitio del Estado Islámico

Imad Mishko, yazidí rescatado del Estado Islámico en Mosul

Imad Mishko, niño yazidí rescatado del Estado Islámico en Mosul (Buzfeed)

Imad Mishko es un niño yazidí que, cuando el Estado Islámico atacó la ciudad de Sinjar en agosto de 2014, vio por última vez a su familia. Sus cuatro hermanos y su madre pudieron escapar de la masacre, él cayó en manos de los yihadistas. En un principio, la familia de Imad ofrecía dinero por cualquier información sobre su paradero.

Barzan Tamo, tío de Imad, explica: “No tuvimos noticias de Imad durante mucho tiempo. Un día escuchamos que estaba en Siria. Constantemente tratamos de rescatarlo de cualquier manera. Todos los días hablábamos con contrabandistas y preguntábamos si había manera de sacarlo de Siria, incluso ofrecimos dinero, pero no hubo buenas noticias.”

Ante la falta de información sólo quedaba la resignación de darlo por muerto. Todo cambió hace un mes, cuando el Ejército iraquí anunció la liberación de Mosul y comenzó a fotografiar a los hombres, mujeres y niños que rescataba del yugo yihadista.

Sucio, asustado y con visibles muestras de desnutrición, Imad fue uno de los niños rescatados. La imagen que soldados iraquíes difundieron de él se viralizó, uno de sus tíos lo reconoció y viajó a Mosul, donde Imad era atendido por una herida de bala en el brazo.

Barzan Tamo, tío de Imad dice que un grupo de yazidíes en Mosul lo llamó, “me dijeron tu sobrino está con el Ejército iraquí, está en un hospital en Mosul, ven a verlo”.

Tenía nueve años cuando fue separado de su familia, tres años después se reencontró con ellos en Canadá, lejos del terror que los distanció y con la esperanza de empezar una vida mejor.

Nofa Zaghla, madre de Imad, dice: “Estoy muy contenta. Gracias a Dios que llegó aquí sano y salvo y pude reunirme con él.”

Aunque el reencuentro de Imad con su familia se dio en privado, alrededor de 80 miembros de la comunidad yazidí en Winnipeg, Canadá, acudieron al aeropuerto para recibir al pequeño a quién regalaron una bicicleta.

A pesar de la calurosa bienvenida, los primeros días de Imad en Canadá no serán sencillos. Su salud es la prioridad, por lo que será sometido a exámenes médicos.

El siguiente paso será trabajar en su integración a la sociedad canadiense, especialmente en la escuela a la que vaya a ingresar.

El pueblo yazidí es uno de los que más ha sufrido las atrocidades realizadas por el Estado Islámico en Irak, miles de ellos siguen secuestrados en territorios controlados por los yihadistas en espera de un milagro como el de Imad
Imad Mishko niño yazidi que sobrevivió al Estado Islámico, dice: “Estoy feliz y muy agradecido con cada uno de los que ayudaron para que pudiera reunirme con mi madre.”

Con información de Emmanuel Rosalez

MLV

CARGANDO...