Niño migrante separado de su mamá en EU ya está en Guatemala

Lourdes abraza a su pequeño hijo Leo, Luedo de que permaneció separado de ella tres meses por autoridades migratorias de EU. (Foto: AP/ archivo)

La noche de este miércoles, entre lágrimas y aplausos, el pequeño Leo de León, el niño guatemalteco de seis años de edad que pasó tres meses en un centro de asistencia en Nueva York, Estados Unidos, luego de que su mamá fue deportada, llegó a su casa en Guatemala y fue recibido por sus abuelos, familia y por vecinos de su comunidad.

En San Marcos, Guatemala, un sencillo pueblo ubicado a 287 kilómetros de la capital, todo estaba listo para recibir con júbilo al niño que se ha convertido en todo un ícono de unión para la comunidad.

Una felicidad muy grande, ansiábamos y esperábamos este momento”, dijo Amilcar López, tío abuelo de Leo.

En su dormitorio, lo esperaban mensajes de bienvenida y globos. Afuera, la música y los cohetes estaban listos para este momento que sorprendió al pequeño.

Me siento feliz, extrañé mucho, con mi corazón, los extrañé”, dijo el pequeño Leo Jeancarlo de León.

Lourdes, la madre que luchó de forma incansable y aún sin recursos para recuperarlo, no dejaba de agradecer a quienes asistieron para presenciar el encuentro.

Siento mucha alegría porque el aprecio que le tienen a mi hijo no se compara con nada, gracias a Dios ya la pesadilla quedó atrás”, comentó Lourdes de León.

Vecinos, familiares y amigos llegaban a casa de Leo para ser parte del festejo.

Somos vecinos y nos alegra mucho que el niño y la mamá estén juntos otra vez y pues estamos acompañando”, dijo Ruth Abel Morales, vecina de Leo.

Aunque no todo fue alegría. Leo tiene claro por lo que pasó durante los tres meses que permaneció en Estados Unidos.

Me sentí triste porque me separaron de mi mamá, lloré, la extrañé tanto, yo la amo con mi corazón y no quería que me separaran de ella nunca”, aseguró el pequeño.

Lourdes piensa rehacer su vida junto a su pequeño Leo en este lugar, donde es ejemplo y esperanza para otros niños guatemaltecos que se encuentran en Estados Unidos.

Lo amo y que me perdone por todo el daño que le causé”, le dijo Lourdes a su hijo, quien de inmediato le respondió: “Te perdono”.

Con información de Lisa María Lou

LHE