Negocios de basura electrónica deberán tramitar permiso ante Sedema para manejo de residuos

La norma establece que todos los centros de acopio, de cualquier tipo de residuos, tienen que contar con un permiso emitido por la Secretaría del Medio Ambiente
Basura electrónica. (Cuartoscuro.com)

La Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México (Sedema) publicó en la Gaceta Oficial una norma ambiental para el manejo de residuos eléctricos y electrónicos. Los establecimientos mercantiles que se dediquen al manejo de la basura eléctrica y electrónica deberán tramitar un permiso para el transporte y manejo especial de estos residuos.

Te recomendamos: México, tercer lugar en desecho de basura tecnológica en América

“No existía una norma obligatoria a nivel de la Ciudad de México que nos permitiera establecer explícitamente los requisitos y las especificaciones, técnicas, para su manejo, obliga a todos los centros de acopio a todos los centros de reciclaje a todos los que sean de disposición final a cumplir estas especificaciones técnicas y requisitos para darle un manejo adecuado a estos residuos”, indicó Andree Lilian Guigue, directora General de Evaluación de Impacto y Regulación Ambiental de la Sedema-CDMX.

La norma establece que todos los centros de acopio, de cualquier tipo de residuos, tienen que contar con un permiso emitido por la Secretaría del Medio Ambiente, llamado RAMID.

“Estos centros de acopio o centros de reciclaje o centros de disposición final, tienen que demostrar que tienen la capacidad para brindar el manejo adecuado, es algo que veníamos haciendo con diferentes residuos, pero ahora mucho más específico, para el tratamiento adecuado a los residuos eléctricos y electrónicos”, señaló Lilian Guigue, directora General de Evaluación de Impacto y Regulación Ambiental de la Sedema-CDMX.

Gerardo es chatarrero, se dedica a comprar aparatos eléctricos y electrónicos en las colonias de la Ciudad de México, generalmente son los encargados de llevar esta basura a los centros de acopio correspondientes.

“Casi todo lo llevamos a un depósito, no específicamente, aquí traemos a veces cuando nos compran un refrigerador, específicamente todo lo llevamos a un depósito”, dijo Gerardo, chatarrero.

Los prestadores de servicio de recolección y transporte que operen o transiten en la Ciudad de México deben contar con las autorizaciones correspondientes y portar en todo momento los manifiestos de entrega-recepción y efectuar sus actividades de conformidad con la normatividad aplicable.

La basura electrónica o eléctrica es altamente contaminante, por lo que es necesario saber el destino final que tiene.

De acuerdo con la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México, se recicla solo el 10% de manera formal, 40% permanece almacenado en las casas y 50% llega a estaciones de transferencia o a manos de recicladores informales.

El 18 de diciembre entra en vigor esta norma.

Con información de Guadalupe Madrigal.
Rar