#MasacreEnCoatzacoalcos

Necesidad y diversión que terminó en tragedia, en Coatzacoalcos

La mayoría de las familias piden que no se señale a sus deudos por salir a divertirse o querer tener un ingreso económico mayor

Necesidad y diversión que terminó en tragedia; Coatzacoalcos, Veracruz

Foto: Despiden a las víctimas del ataque en un bar de Coatzacoalcos , Veracruz. (AVC Noticias/ Oscar Martínez)

Fabián y Alfonso son deudos de dos de las 11 bailarinas que murieron encerradas en el camerino del bar ‘El Caballo Blanco’.

Te recomendamos: Revelan video de víctimas antes del ataque en ‘El Caballo Blanco’

Yo sé, por voz de ella, por voz de otras bailarinas, que ellos mismos, la gente que se dedica a extorsionar, a secuestrar, a matar, conviven con ellas en los bares, en la madrugada ellas ¿qué hacen? simplemente callan y escuchan”, comentó Fabián Acopa, pareja de María del Carmen Segovia bailarina.

María del Carmen Segovia tenía 22 años y era madre de tres hijos, bailaba en el centro nocturno desde hace algunos meses, su pareja aseguró que estaba considerando cambiar de trabajo porque el ambiente en el bar era muy estresante.

Ella todo el tiempo supo de la situación en la que vivía, de hecho, ese siempre fue el temor que teníamos que fuese a pasar algo, que alguien se la fuera a llevar a la fuerza, que tentara contra su vida”, agregó Fabián.

Después de las dos de la tarde comenzaron los sepelios de ocho de las 29 víctimas.

Pese al temor que se percibe en todos los rincones de este puerto, algunos vecinos se solidarizaron con las familias afectadas y los acompañaron en los funerales.

Xóchitl Nayeli Irineo Gómez, de 25 años, estudiaba de derecho y tenía dos hijos, ella también trabajaba en el bar como bailarina.

Fue su necesidad que tuvo para recurrir a ese tipo de lugar, no fue por placer, lo único que fue por placer fue lo de sus estudios y mantener a sus hijos, eso sí era por necesidad; a mi hermana aún le queda mucha vida por delante y totalmente se perdió”, dijo Alfonso del Ángel, hermano de Xóchitl.

En el panteón municipal, también se despidió a Marco Antonio López García, un ingeniero que tenía 53 años de edad; el martes acudió con un compañero del trabajo, Antonio Pola, a divertirse al bar, ambos murieron.

Yo intuyo que el atentado ocurrió entre nueve y media y diez, su última conexión fue 21:34 de la noche ya a las tres de la mañana, veo unas fotos en redes sociales, veo que mi papá estaba ahí”, Antonio López Rodríguez, hijo de Marco Antonio, víctima.

La mayoría de las familias piden que no se señale a sus deudos por salir a divertirse o querer tener un ingreso económico mayor.

Desgraciadamente, trabajar una jornada por 100 pesos, tener dos hijos, familia, escuela, sí es un poco difícil”, subrayó Alfonso del Ángel.

Yo te puedo decir que no es que lo haya planeado, sino que salió en el momento”, concluyó Antonio López.

Hasta el momento, la cifra de decesos se mantiene en 29 personas tras este atento en Coatzaocalcos, Veracruz.

Con información de En Punto

TVR

CARGANDO...