Nagasaki pide a potencias nucleares que abran camino a mundo sin esas armas

Tras una simbólica ofrenda de agua y floral, se guardó un minuto de silencio a la hora exacta en la que explotó la bomba, las 11:02, sólo roto.
Nagasaki pide a potencias nucleares que abran camino a mundo sin esas armas. FOTO EFE

Nagasaki hizo este domingo, en el 75 aniversario del bombardeo atómico a la ciudad, un llamado a las potencias nucleares para que abran el camino hacia un mundo sin esas armas, cuya amenaza se está tornando más real junto al abandono de los compromisos de no proliferación.

Te recomendamos: Hiroshima conmemora el 75 aniversario del ataque nuclear

En la declaración leída en la ceremonia en memoria de las víctimas del ataque estadounidense, el alcalde de Nagasaki, Tomihisa Taue, pidió a los países que participarán en la próxima conferencia para la revisión del Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares (TNP), “que muestren un camino factible hacia el desarme nuclear efectivo”.

Taue recordó que 2020 marca medio siglo desde la entrada en vigor de este tratado, pero que “en los últimos años han aumentado los movimientos de los estados poseedores de armas nucleares para retractarse de la promesa de desarme nuclear, como demuestran iniciativas como la eliminación del Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio, o INF”.

El alcalde de Nagasaki, la segunda y hasta la fecha última ciudad que ha sido objeto de un ataque nuclear, señaló que, además, se está avanzando en el desarrollo de armas nucleares nuevas, más sofisticadas, pequeñas y fáciles de usar, lo que hace que “la amenaza de que se utilicen armas nucleares es cada vez más real”.

Como ya hiciera su homólogo en Hirsohima hace tres días, en el aniversario del primer ataque nuclear de la historia, Taue hizo un llamamiento al Gobierno japonés y a las potencias nucleares para que firme cuanto antes el Tratado de Prohibición de Armas Nucleares, a la espera de 50 ratificaciones (lleva 43) para su entrada en vigor.

“Entre los estados con armas nucleares y los países bajo el paraguas nuclear ha habido voces que declaran que es demasiado pronto para un tratado de este tipo. Eso no es así. Más bien, las reducciones de armas nucleares llegan demasiado tarde”, dijo Taue.

El alcalde de Nagasaki se preguntó si 75 años de relatos de los supervivientes “hibakusha” en primera persona de los horrores que provocan las armas nucleares no son suficientes para abolirlas.

“Si, al igual que con el novedoso coronavirus, que no temíamos hasta que comenzó a propagarse entre nuestro entorno inmediato, la humanidad no se da cuenta de la amenaza de las armas nucleares hasta que se vuelvan a utilizar, nos encontraremos en una situación irreversible”, declaró Taue.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, reiteró el compromiso de Japón para lograr un mundo sin armas atómicos pero, al igual que en Nagasaki, evitó referirse al pacto para prohibir estos aparatos, del que no es signatario. Japón es uno de los países que se encuentran bajo el paraguas nuclear de los Estados Unidos.

La ceremonia de este año se celebró en una escala muy reducida, con varios cientos de asistentes, debido a las medidas de seguridad adoptadas para contener la propagación de la COVID-19.

Tras una simbólica ofrenda de agua (en homenaje a las víctimas que rogaban por beber mientras su interior se consumía por los efectos entonces desconocidos de la radiación) y floral, se guardó un minuto de silencio a la hora exacta en la que explotó la bomba, las 11:02, sólo roto.

 

Con información de EFE

KAH