Museo de Violeta Parra se incendia durante protesta

Los bomberos reportaron haber controlado el fuego que afectó la parte trasera del museo de Violeta Parra
Bomberos trabajan para controlar incendio en el Museo de Violeta Parra. Twitter/@Piureman

Este viernes, se incendió el icónico museo de Violeta Parra en el centro de la ciudad chilena de Santiago durante una protesta.

Te recomendamos: Miles de personas marchan de negro y en silencio contra la represión en Chile

El museo, abierto en 2015 en homenaje a la popular cantautora folclórica chilena, sufrió daños parciales. Los bomberos reportaron haber controlado el fuego que afectó la parte trasera del inmueble y que habría causado graves daños en el auditorio.

Por el momento se desconocen las causas del incendio, que están siendo investigadas. El museo se encuentra muy cerca del centro neurálgico de las manifestaciones que han sacudido a Chile desde el pasado 18 de octubre.

Las reacciones sobre lo ocurrido el viernes, más de 100 días después de que comenzaran las protestas, no se hicieron esperar. La ministra de Cultura lo atribuyó a un ataque, aunque por la noche aún no existían pruebas de la causa.

“Es lamentable ver cómo el Museo Violeta Parra es atacado, porque una vez más se atenta contra espacios ciudadanos, abiertos a la difusión de la cultura y de las artes, que son motores de diálogo y de reflexión. La violencia no respeta ni siquiera a un gran ícono nacional”, tuiteó la ministra Consuelo Valdés.

Por su parte, Emilio Cerda, subsecretario de Patrimonio Cultural, también señaló que se debió a un ataque.

Es “un acto bárbaro e injustificable. Atenta contra un espacio dedicado a la obra y la memoria de una de las mayores artistas que ha dado el continente”, afirmó en la misma red social, y confirmó que las obras y objetos de Parra fueron sacados del museo por seguridad hace varias semanas.

El museo confirmó en Twitter que todo su personal se encontraba “bien y seguro”.

La revuelta social se desató a partir de un alza en las tarifas del metro y derivó en la destrucción de la mayor parte de las estaciones de ese transporte, así como incendios y saqueos a centenares de grandes supermercados y decenas de farmacias, quemas de pequeños y medianos comercios, y oleadas de destrucción que afectaron a la capital chilena y varias ciudades del interior del país. Desde entonces han muerto 31 personas, según los últimos datos de la fiscalía.

Las exigencias de los chilenos incluyen mejores pensiones, salarios, salud, educación y medicamentos más baratos, entre otras.

En las últimas semanas el gobierno ha impulsado un paquete de medidas para mejorar las pensiones, el aumento del sueldo mínimo para los sectores más vulnerables, la reducción del precio de los medicamentos y un nuevo sistema impositivo para gravar más a los ricos. Sin embargo, las medidas han dejado insatisfecha a gran parte de la población.

Con información de AP.

FJMM