Desde arrepentidas hasta orgullosas, así son las mujeres presas vinculadas al crimen organizado

Las autoridades de los Ceresos afirman que cada vez más mujeres están en prisiones federales por delincuencia organizada

La gran mayoría de quienes están detenidos en las cárceles por actividades de crimen organizado, son hombres, pero la cantidad de mujeres ha ido aumentando.

Te recomendamos: Presuntos integrantes del CJNG extorsionan negocios en Centro Histórico de la CDMX

En 2018 eran 43, en 2019 pasó a 178. Las hay desde algunas que accedieron a participar por dinero y hoy se arrepienten, hasta una lideresa que no duda en mostrar el orgullo que le da haber escalado en la jerarquía criminal

Rosalina, alias ‘La Amapola’, relacionada con múltiples homicidios y levantones, fue la primera jefa de plaza del Cártel Jalisco Nueva Generación, en la región Valles de Jalisco. Fue detenida en 2012 y sentenciada a 15 años de prisión por posesión de armas y droga. Con 50 años de edad, presa en Ciudad Juárez, recuerda con añoranza y orgullo su papel al frente del grupo criminal.

“Como el hombre más fuerte y más atrevido, en una mujer. Sanguinaria, sin escrúpulos, que hago mi trabajo y lo hago bien. Si pones como prioridad tus hijos, tu familia, no es difícil”, afirmó ‘La Amapola’.

Desde arrepentidas hasta orgullosas, así son las mujeres presas vinculadas al crimen organizado. FOTO Noticieros Televisa

Otras mujeres siguieron sus pasos, como cabecillas y sicarias, en estructuras de los Cárteles Jalisco o de Sinaloa. Yisel Jazmín ‘N’, ‘La China’, presunta jefa de plaza del Cártel Jalisco en Xalapa, Veracruz, fue detenida por tercera vez en septiembre pasado y en la misma entidad, hace unos días fue aprehendida Guadalupe ‘N’, ‘La Carnicera’, conocida por mutilar a sus víctimas.

“Hay cientos de mujeres ya haciendo mandaditos. En ese entonces, les echaba porras”, narró Rosa.

Las autoridades de los Ceresos afirman que cada vez más mujeres están en prisiones federales por delincuencia organizada, tráfico de drogas y portación de armas. A veces participan porque las obligan, pero las hay que actúan de forma voluntaria.

“Jovencitas que son utilizadas por algunas bandas criminales, son muy pocas las que llegan siendo lideresas. Muchas han participado en actos muy fuertes de secuestro, de privar de la vida a otra persona”, refirió Melina Ríos, directora Cereso femenil, Ciudad Juárez.

Claudia y Angélica transportaron heroína en 2017. Claudia, de 38 años, recibió la oferta de una amiga y Angélica, de 27, trabajó para el amigo de su entonces pareja. En Tijuana fueron detenidas en el aeropuerto y sentenciadas a 10 años de cárcel.

“Que iba a llevar la droga, de Acapulco a Tijuana, y que no me iba a involucrar en nada. La verdad lo miraba en ese momento como una ayuda muy grande”, refirió Angélica, encarcelada por transportar heroína, Cereso, Tijuana.

“Sí es como un trabajo normal, se me hizo a mí, pero ya en el momento de estar ya detenida, sí, ya, mira las consecuencias”, insistió Claudia, encarcelada por transportar heroína.

Ya en el encierro, algunas lamentan su participación en actividades delincuenciales, pero en otros casos, como en el de La Amapola, no hay ni un asoma de arrepentimiento.

“Uno acá y tiene todo el tiempo del mundo para reflexionar. Aunque cuando me hacen enojar por cualquier cosita, a veces sí digo: “ay, bien dicen que cuando uno entra, no sale”, pues ya, estoy de vacaciones”, afirmó Rosa.

‘La Amapola’ se presenta como una mujer empoderada pero en el camino equivocado, recuerda que llegó a liderar a 500 personas, y que el principal líder de su organización le pidió trabajar para él, pese al descontento de varios hombres del grupo criminal.

“Mi mayor logro era cada vez que me daban mayor territorio. Sí hubo momentos en los que hice llorar a alguno poniéndole la pistola en la cabeza, le batallé porqué, de repente hubo dos-tres de más alto rango que yo, que pensaban que yo por ser mujer no podía. Así lo miré siempre, como un trabajo, como un negocio, entonces yo lo veía cada vez con más ganas de poder”, concluyó Rosa La Amapola, exjefa de plaza CJNG.

Con información de Guillermo Rivera y Víctor Olvera

KAH