Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Muertos, los panteones de la CDMX

Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: CDMX, México
Panteón Jardín, entre el esplendor y el descuido de sus tumbas. (Notimex)

“Ahora sí está muerto completamente. Años anteriores había algo de gente, pero ahorita, como que se está perdiendo creo la tradición o no sé qué pasa”, dijo Eugenio Jiménez, vendedor de chicharrones.

Desde hace 20 años Don Eugenio vende chicharrones en el panteón Jardín de la Ciudad de México.

[bc_video video_id=”5632229183001″ account_id=”1325727373001″ player_id=”default”]

Este 1 de noviembre, Día de Todos los Santos, se celebra a los menores fallecidos. Esperaba tener altas ventas, pero se llevó una decepción ya que el panteón lució vacío.

“Años anteriores acabamos con el carrito 3, 4 de la tarde ya vacíos. Hoy estamos llenos”, dijo Eugenio.

En el corredor donde se encuentran las tumbas de los niños, solo una se encontraba arreglada con globos y figuras infantiles.  Las demás estaban abandonadas.

“¿Vemos muy solo el panteón? Es la modernidad, muchos ya creman e inclusive los tienen hasta en su propia casa, ya no tienen esa tradición. Inclusive a mí me sorprendió que hay poca flor de cempasúchil”, dijo uno de los visitantes.

En el panteón Sanctórum de la delegación Miguel Hidalgo también la afluencia de visitantes fue mucho menor al año pasado.

Panteón Jardín, entre el esplendor y el descuido de sus tumbas. (Notimex)

“Sí ha bajado la afluencia de gente, le vuelvo a repetir el año pasado el 1 de noviembre fueron 5 mil 740 y hoy a esta hora son 2 mil 884 gentes que nos han visitado”, señaló Álvaro Vázquez Loyola, administrador del Panteón Sanctórum.

Doña Juana Sandoval de 88 años de edad, en compañía de su hijo, Efraín de 56, fueron a visitar la tumba de su hermano fallecido.

Con flores en las manos caminaron por 20 minutos por los corredores del panteón hasta que ocurrió algo inusual.

“Ya la perdimos, hay una casa abandonada pero ya no la veo. A los muertos tenemos que encontrarlos a fuerza. Aquí no nos dan croquis”, señaló el señor Efraín Cedillo.

Mientras Doña Juana esperaba, su hijo fue a buscar entre las tumbas.

Pasaron la casona y ahí, donde un ciprés marca el camino, llegaron a la tumba y colocaron las flores.

“Encontré a mi hermano y a mis tías, Aquí hay 4 personas. No estaba muerto andaba de parranda, pero aquí está” concluyó el señor Cedillo.

Panteón Jardín, entre el esplendor y el descuido de sus tumbas. (Notimex)

Con información de Santos Briz

KAH