Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Muere presunto autor de ataques con explosivos en Texas

La Policía de Texas informa sobre la muerte del presunto autor de las explosiones. (EFE)

Un sospechoso buscado por los atentados con bomba en Austin, Texas, murió en la madrugada de este miércoles al hacer explotar el vehículo en el que se encontraba cuando las autoridades se disponían a arrestarlo, informó la Policía. “El sospechoso murió”, dijo el jefe de la policía de Austin, Brian Manley, en una conferencia de prensa.

Manley afirmó que se cree que esta persona es responsable de las cinco explosiones que dejaron dos muertos y varios heridos desde el 2 de marzo en Austin, la capital de Texas, en el sur de Estados Unidos, generando inquietud entre su población.

“Han sido unas largas tres semanas para la comunidad de Austin”, dijo Manley.

La Policía rastreó el coche del sospechoso hasta un hotel en las afueras de la ciudad.

Mientras los uniformados aguardaban el arribo de equipo tácticos, el sospechoso comenzó a alejarse en el vehículo. Cuando se dispusieron a impedir su avance y arrestarlo, el hombre detonó una bomba dentro del auto y murió, explicó Manley.

El jefe policial precisó que un policía resultó herido en la explosión.

Manley dijo que se desconocen las motivaciones del sospechoso, a quien describió como un hombre blanco de 24 años de edad, y agregó que aún no estaba claro si actuó solo o tenía cómplices.

La policía rastreó al sospechoso durante 36 horas, tras surgir pruebas en imágenes de video y testimonios, indicó.

KEYE, filial de CBS en Austin, divulgó fotografías que dijo eran del sospechoso, luciendo una gorra azul de béisbol, guantes y posiblemente una peluca mientras el domingo dejaba paquetes en una oficina de FedEx. Las imágenes surgieron de los videos de seguridad de esa sucursal.

Una de las bombas estalló la madrugada del martes, en un local de clasificación de FedEx.

El alcalde de Austin, Steve Adler, elogió a las corporaciones de seguridad por sus esfuerzos en el caso. Adler también dijo que después de pasar un tiempo en los barrios donde se detonaron las bombas, espera que Austin pueda unirse para formar lazos comunitarios más fuertes.

“Como comunidad, debemos hacer un mejor trabajo al conocer a las personas que viven al otro lado de la calle”, dijo. “Si hay una conclusión a partir de esto, es que podemos ser y debemos ser una mejor comunidad si nos conocemos mejor”.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, señaló en un mensaje vía Twitter que  “GRANDES NOTICIAS. El bombardero de Austin está muerto “, antes de agregar que “se necesita hacer más trabajo para garantizar que no se hayan enviado más bombas antes de morir “.

“La investigación continúa para obtener más información”, escribió Abbott. “Felicidades a los esfuerzos combinados de la aplicación de la ley”.

El primer mensaje en Twitter del presidente Donald Trump este miércoles también fue una felicitación: “SOSPECHOSO DE BOMBAS EN AUSTIN EST MUERTO. ¡Un gran trabajo por parte de las autoridades y todos los interesados!”.

 

Con información de AP/Notimex.

 

RMT/AAE