Holanda se viste de luto: Muere la princesa Cristina

La hermana menor de Beatriz, reina emérita, murió la madrugada de este viernes en el complejo del Palacio Noordeinde, en La Haya

FOTO: La princesa Cristina decidió, a una edad muy temprana, vivir lejos de la atención mediática. (Twitter @koninklijkhuis)

La princesa Cristina, tía del rey Guillermo Alejandro de Holanda, ha muerto en La Haya este viernes a los 72 años de un cáncer de huesos que le fue diagnosticado en otoño de 2017 y será despedida en un funeral privado, según confirmó la Casa Real.

Cristina, la hermana pequeña de la princesa Beatriz, la reina emérita, murió la madrugada de este viernes en el complejo del Palacio Noordeinde, en La Haya, y sus restos serán trasladados a la Cúpula de Fagel, en el jardín del mismo palacio real, donde será despedida en privado, según un comunicado del Servicio de Información del Gobierno (RVD).

“Estamos tristes por la muerte de nuestra querida hermana y tía. Cristina era una personalidad llamativa con un corazón cálido, con su impulso musical y su talento, logró llegar a mucha gente”, añadieron, en un mensaje conjunto, el monarca Guillermo, la reina Máxima y la princesa Beatriz.

El cuerpo de la princesa será incinerado por decisión de la familia.

La princesa Cristina decidió, a una edad muy temprana, vivir lejos de la atención mediática, lo que la convirtió en la hermana menos conocida para el público de Beatriz, que fue reina entre 1980 y 2013, cuando abdicó en Guillermo Alejandro pasando a poseer el título de princesa.

Nació el 18 de febrero de 1947 como princesa Marijke (más tarde decidió empezar a usar su segundo nombre, Cristina), y es la cuarta hija de la reina Juliana (1909-2004) y el príncipe Bernardo (1977-2004).

Su madre, Juliana, padeció rubéola durante el embarazo, lo que provocó que la princesa Cristina naciera con problemas de vista, que más tarde se tradujeron en una afección ocular grave que la dejó prácticamente ciega.

Ante la falta de tratamiento médico, la situación llevó a la reina Juliana a pedir ayuda a Greet Hofmans, una curandera holandesa que usaba la fe y el “poder de las manos”, lo que provocó problemas matrimoniales entre sus padres, los reyes, además de una crisis institucional por la influencia que tenía la sanadora sobre las decisiones de Juliana en temas de política nacional.

Después de nueve años como consejera cercana de la reina, Hofmans se distanció de la familia real, tras entender que la ceguera de la princesa era incurable, y Cristina se casó, en 1975, con Jorge Guillermo, con quien tuvo tres hijos: Bernardo, Nicolás y Juliana.

El matrimonio llegó a su fin en 1996, y después de vivir en varios lugares alejada de la prensa holandesa, la princesa regresó a La Haya para estar bajo los cuidados de su familia y luchar contra el cáncer que este viernes se cobró su vida a los 72 años.

Con información de EFE.

LLH

CARGANDO...