Muere Barbara Bush, exprimera dama de Estados Unidos

Barbara Bush, exprimera dama de Estados Unidos. AP

La exprimera dama de Estados Unidos Bárbara Bush, cuyo estado de salud era delicado, murió este martes a los 92 años de edad por causas que aún no han sido divulgadas.

La familia Bush difundió la noticia a través de un comunicado.

 

 

El pasado domingo, Jim McGrath, portavoz de la familia, anunció la decisión de quien fuera esposa del expresidente George H. W. Bush (1989-1993) de no volver a acudir al hospital para someterse a tratamiento por el estado delicado de salud que sufría desde hace ya varios años.

“Tras una serie de hospitalizaciones recientes, y tras consultar con su familia y sus médicos, la señora Bush ha decidido no recibir más atención médica y en lugar de ello se enfocará en estar lo más cómoda posible”, explicó McGrath.

Te puede interesar: Barbara Bush está grave, no recibirá más tratamiento

La señora Bush fue una de dos primeras damas estadounidenses que también fue madre de un presidente. La otra fue Abigail Adams, esposa de John Adams y madre de John Quincy Adams.

La amabilidad y la falta de pretensión de la señora Bush por momentos la volvieron más popular que su marido. Llevó su estilo de abuela a un desenfadado Washington y a menudo realizaba apariciones públicas con un collar de perlas falsas y mostrando sin vanidad su cabello blanco y sus arrugas.

Los Bush estuvieron casados 73 años. Se conocieron cuando Barbara tenía 16 años. George H. W. fue vicepresidente de Ronald Reagan a partir de 1981 y en 1989 fue elegido presidente. Durante su mandato, la primera dama tuvo altos índices de popularidad.

La pareja tuvo seis hijos, de los cuales uno murió a los tres años de leucemia. El hijo George W. Bush fue presidente entre 2001 y 2009. Otro hijo, Jeb Bush, fue gobernador de Florida y precandidato a la Presidencia en 2016.

Al principio su madre dijo que ya había habido suficientes Bush en la Casa Blanca, pero después lo apoyó. Durante la precampaña participó en un acto a principios de 2016 pese a su avanzada edad y pidió el voto por su hijo.

Aunque Jeb Bush era favorito al principio, se convirtió en blanco de los ataques del actual presidente, Donald Trump, y cayó en las encuestas.

Barbara Bush declaró en una entrevista la poca simpatía que le despertaba Trump. Nunca dice cómo va a resolver los problemas, solamente ofende y ha dicho cosas terribles sobre las mujeres, aseguró.

“Tuve el mejor trabajo de Estados Unidos”, escribió en su biografía de 1994 al referirse al tiempo que estuvo en la Casa Blanca. “Todos los días fueron interesantes, gratificantes, y en ocasiones simplemente divertidos”.

Barbara, hija de un editor y esposa de un petrolero, podía llegar a ser mordaz en privado, pero su imagen pública siempre fue la de la esposa devota y comprensiva que se refería a su marido como su “héroe”.

En la Casa Blanca, “necesitas un amigo, alguien que te quiera, que te diga ‘eres grande'”, dijo Barbara Bush durante una entrevista televisiva en 1992.

Su apariencia maternal a menudo fue objeto de bromas de que parecía más la madre que la esposa del presidente. Los comediantes se mofaron de que su cabello blanco y su aspecto pálido le daban cierto parecido con George Washington.

Ocho años después de dejar la capital del país, la señora Bush acompañó a su esposo mientras el hijo de ambos, George W., prestaba juramento como presidente. Volvieron cuatro años después cuando tomó posesión para un segundo periodo.

La señora Bush insistió en que nunca intentó influir en las políticas de su esposo.

“No me meto con la manera en que dirige al país”, declaró, “y él no se mete con la manera en que dirijo la casa”.

 

Te puede interesar: George H. W. Bush llama “fanfarrón” a Trump

 

Con información de AP, EFE y DPA.

FJMM