Muere Robert Indiana, creador de las populares esculturas ‘LOVE’

Una escultura "LOVE" de Robert Indiana en John F. Kennedy Plaza, comúnmente conocida como Love Park (AP)

El artista estadounidense Robert Indiana, conocido por sus esculturas y diseños con la palabra LOVE (amor), falleció el fin de semana a los 89 años de edad, informaron este martes medios estadounidenses.

Indiana, uno de los principales representantes de la corriente del “pop art”, murió a causa de un fallo respiratorio en su casa de Vinalhaven Island, en Maine, en el noreste de Estados Unidos.

El artista se hizo famoso en la década de 1960 con su icónica escultura de la palabra LOVE, con las dos primeras letras subidas a las dos últimas, y que fue versionando con múltiples colores.

Posteriormente, realizó series de carteles y serigrafías con el mismo motivo y que han sido las que le han dado más popularidad en todo el mundo.

El artista Robert Indiana posa en su estudio en Vinalhaven, Maine (AP)

Tras estudiar en el School of the Art Institute de Chicago, Indiana se trasladó a Nueva York para comenzar su carrera como artista, y allí conoció a varios pintores como Ellsworth Kelly y Cy Twombly, con los que colaboró.

En 1964 realizó el primer diseño de LOVE y desde entonces se convirtió en su pieza más popular. Sin embargo, el propio Indiana lamentó que fuera “la obra de arte más plagiada del siglo XX”, y que hubiese eclipsado el resto de su trabajo artístico.

En 2013, el Museo Whitney de Nueva York montó su última gran retrospectiva, titulada precisamente “Robert Indiana: Más allá de LOVE”.

Robert Indiana en sus últimos años fue conocido por vivir una vida cada vez más solitaria a 15 millas del continente en Vinalhaven, donde se mudó en 1978.

Kathleen Rogers, amiga y expublicista, le dijo a The Associated Press que estaba tan preocupada que se puso en contacto con el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Maine para investigar su salud.

A través de las lágrimas, dijo que no quería que se recordara a Indiana por cerrarle su vida a amigos y cerrar su estudio.

“Era un tipo mejor de lo que ha sido retratado”. Era solitario, malhumorado y algunas veces difícil. Pero él era un hombre muy leal y amoroso. Él fue el arquitecto del amor “, dijo Kathleen Rogers.

Con información de EFE y AP

HVI