Motín en cárcel brasileña deja dos muertos y 54 reos prófugos

Centro de Recuperación Agrícola Mariano Antunes, en el estado de Pará, Brasil. Twitter/@correiocarajas

Dos presos murieron y otros 54 reclusos huyeron durante un motín en una cárcel en el estado brasileño de Pará, en el norte del país, informaron este miércoles fuentes oficiales.

El incidente tuvo lugar en el Centro de Recuperación Agrícola Mariano Antunes, en la localidad de Marabá, cuando un grupo de internos armados neutralizó a dos policías y los obligaron a abrir varias celdas, según señaló la Superintendencia del Sistema Penitenciario de Pará en un comunicado.

De acuerdo con las investigaciones preliminares, la fuga de presos fue posible gracias al apoyo, desde el exterior, de otro grupo armado que disparó contra los policías militarizados que patrullaban alrededor del recinto.

Durante el intercambio de tiros, dos presos murieron y un agente fue herido de bala en la pierna, aunque su vida no corre peligro, pues su estado de salud es considerado como “estable”.

Las autoridades brasileñas solo informaron del suceso este miércoles, cuando terminaron de recontar a los reclusos y de revisar toda la unidad, que alberga a 571 presidiarios, a pesar de que su capacidad es solo para 180.

Las búsquedas para hallar a los 54 internos fugados se concentran en una zona boscosa próxima a la prisión, al tiempo que la Policía Civil informó que abrió una investigación para apurar los motivos de la fuga.

El sistema penitenciario brasileño es considerado por algunas organizaciones internacionales como uno de los “peores” y “más inhumanos” del mundo debido a los altos índices de hacinamiento y las pésimas condiciones en la que están se encuentran los internos.

Según datos oficiales divulgados en diciembre pasado, la población carcelaria en Brasil alcanzó las 726 mil 712 personas, lo que supuso un aumento de 104 mil desde 2014.

El saldo posiciona a Brasil como el país con la tercera mayor población carcelaria en números absolutos en el mundo, solo por detrás de Estados Unidos y China.

Brasil vivió una de sus peores crisis carcelarias a comienzos de 2017 después de que en varias prisiones de los estados de Amazonas, Roraima y Río Grande do Norte se registraran enfrentamientos entre reos de distintas facciones criminales, que dejaron cerca de 150 muertos.

 

Te puede interesar: Descubren túnel en cárcel brasileña por donde 200 reos planeaban escapar

Con información de EFE.
FJMM