Militares de EU refuerzan seguridad en Texas por caravanas de migrantes

Los miembros del Ejército de Estados Unidos colocan alambrado a lo largo de la frontera (AP)

En la frontera entre México y Estados Unidos, se pueden ver las primeras acciones por parte del gobierno estadounidense, para evitar que las caravanas migrantes ingresen a su territorio.

Este viernes, militares estadounidenses reforzaron la seguridad en el sur de Texas.

En la localidad de Hidalgo, los soldados colocaron alambres de púas tanto en los alrededores como en segmentos del puente internacional.

En Brownsville un helicóptero militar sobrevoló los cruces fronterizos que comunican a esta ciudad con Matamoros, Tamaulipas.

El cable de protección se extiende a lo largo del Río Bravo (Getty Images)

En el sur de Texas se sigue con expectativa la posible llegada de la caravana migrante, así como la militarización de la frontera.

Para algunos habitantes de esta frontera, los migrantes no son un riesgo

“Se tiene que hacer lo posible por proteger la frontera, verdad, eso es punto y aparte, pero yo digo que si vienen tranquilos no debe haber ningún problema”, mencionó un habitante.

Se informó que los militares de Estados Unidos, harían únicamente labores de apoyo y no actuarían como agentes de migración.

“Al menos de que el presidente declare Ley Marcial no tienen ninguna función más que de apoyo (…) no pueden aprehender a nadie, no pueden detener a nadie, no pueden hacer nada que no sea labor de apoyo”, aseguró Ruben Herrera, abogado.

Por lo pronto, las autoridades locales de la frontera de Texas, están en contacto con agencias del departamento de seguridad interna.

“La plática o la junta fue para avisarnos en donde van con las preparaciones para este evento que esperamos que a lo mejor va a llegar o a lo mejor no va a llegar”, explicó Eddie Treviño Jr, juez del condado de Cameron.

El tema ha llegado también a las campañas políticas que se desarrollan de cara a la renovación del Congreso de Estados Unidos.

El senador republicano Ted Cruz, destacó en sus mítines, que el muro fronterizo será construido.

Su oponente, el demócrata Beto O’rourke, ha criticado tanto al muro como la militarización de la frontera.

“No necesitamos asegurar nuestras comunidades con muros, con el Ejército en este momento, gente que salgan de su país, de Guatemala, de Honduras, de El Salvador, no pueden quedar, allí (…) necesitamos seguir nuestras leyes de asilo”, aseguró Beto O’rourke, candidato demócrata al Senado de Estados Unidos.

Hasta el momento, el gobierno de Estados Unidos no ha desistido de la intención de militarizar sus fronteras, ante la posible llegada de la caravana migrante.

Con información de Joaquín Peña Arana

HVI