Miles visitan al niño cristero de Michoacán, a un año de canonizado

miles visitan nino cristero michoacan ano canonizado

En octubre del 2016 el niño cristero fue canonizado por el papa Francisco en el Vaticano. (Twitter Alejandra Zermeño/Archivo)

José Sánchez del Río, el niño mártir de la Guerra Cristera que nació en Sahuayo, Michoacán, cumplió un año de ser canonizado por el papa Francisco.

José Sánchez del Río fue declarado beato junto con otros 11 mártires mexicanos el 20 de noviembre de 2005 durante una ceremonia en el estadio Jalisco de Guadalajara.

En octubre del 2016 el niño cristero fue canonizado por el papa Francisco en el Vaticano, y su advocación es la de proteger a niños y jóvenes.

Muchos jóvenes se identifican con él, en el testimonio de cómo una persona tan joven decide conocer a Cristo de esa forma y no tiene temor, los jóvenes lo han tomado como ejemplo”, dijo el padre Elías de la parroquía de Sahuayo, Michoacán.

Su historia cuenta que fue preso en Cotija, cuando acompañaba al general cristero, Prudencio Mendoza.

El 6 de febrero de 1928 estando en un combate cerca de Cotija, Michoacán, el caballo del general es herido de bala entonces José, le dice a su general tome mi caballo usted importa yo no. El general acepta monta su caballo y José es hecho preso”, narró José de Jesús Quirarte, historiador de José Sánchez del Río.

Tras cuatro días de cautiverio, el 10 de febrero de 1928 los hombres del Ejército federal lo sacaron en la parroquia donde estaba preso y lo llevaron hasta el Panteón Municipal, donde fue ahorcado.

José, después de maltratado no dejaba de hablar y le decían los burlescos malhechores aquellos, qué les mandas decir a tus padres, ‘que nos vemos en el cielo’ y lo seguían maltratando y él decía, ya mátenme porque óigalo bien, si me cortan la lengua y yo puedo mover un pie con eso quiero decir viva Cristo Rey”, compartió Guadalupe Villaseñor, familiar de José Sáchez del Río.

Para miles de fieles cristianos el niño mártir, José Sánchez del Rio, es muy milagroso y por eso lo visitan en la catedral de Sahuayo, Michoacán.

Con información de Edgar Tamayo.

LLH

CARGANDO...