POLíTICA

Migrantes en Monterrey se cosen los labios en protesta por impedirles avanzar hacia Estados Unidos

Más de mil 500 migrantes han dormido por tres días en la Central de Autobuses y aseguran que a pesar de que han comprado boletos con destino a Ciudad Acuña y Piedras Negras, en Coahuila; a Nuevo Laredo, en Tamaulipas y al Puente Internacional Colombia, en Nuevo León, les niegan el servicio y tampoco pueden recuperar su dinero.

  • La Comisión Estatal de Derechos Humanos se comprometió a apoyar  a los migrantes

En Monterrey, Nuevo León, un grupo de migrantes que quedó varado en la Central de Autobuses, luego de que el Instituto Nacional de Migración, prohibió la venta de pasaje a extranjeros, que buscan llegar a ciudades fronterizas, marcharon hasta el Palacio de Gobierno del estado.

N+ te recomienda: Continúan operativos para control de migrantes en Coahuila

Entre sus demandas, piden el apoyo del gobierno estatal, y exigen libre tránsito, hacia Estados Unidos.

“Tenemos días y nos devuelven y nos devuelven, lo que queremos es irnos, nos quieren comprar con comida, cósanse la boca el que pueda, todo el que pueda, comida no queremos, lo que queremos es salir de aquí”, dijo el migrantes Rubén Bermúdez.

Fue de esta manera como cientos de migrantes varados en la Central de Autobuses en Monterrey decidieron protestar para que les permitan continuar con su camino hacia la frontera con Estados Unidos.

“Nueve meses de embarazo y me tienes aquí en el piso pasando hambre, no nos dejan entrar ni siquiera al baño, nos tratan como a unos perros, nos tratan mal, la migración, la policía, en la terminal nos roban”, destacó otra migrante.

“Y así coserme la boca porque de verdad ya no aguantamos, todos aquí estamos en lo mismo, no aguantamos”, afirmó la migrante Katerine Martínez.

Migrantes en Monterrey se cosen los labios en protesta por impedirles avanzar hacia Estados Unidos. FOTO Cuartoscuro

Son más de mil 500 migrantes que han dormido por tres días en esta central y aseguran que a pesar de que han comprado boletos con destino a Ciudad Acuña y Piedras Negras, en Coahuila; a Nuevo Laredo, en Tamaulipas y al Puente Internacional Colombia, en Nuevo León, les niegan el servicio y tampoco pueden recuperar su dinero.

“Esto es muy difícil, de verdad nosotros venimos por un sueño, allá dejamos nuestros hijos, nuestra familia y ver estas mujeres acá, embarazada, cociéndose la boca y cada día menos soluciones y durmiendo en las calles y sin comida ni nada y con niños, es difícil verdad que sí”, insistió la migrante Nileyda Vázquez.

Durante la protesta más de 20 migrantes decidieron coserse la boca.

Al lugar llegó la titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos para apoyar a los migrantes en sus demandas.

“Vamos a solicitar la intervención de la Comisión Nacional en el tema, porque es muy preocupante la situación que están viviendo los migrantes, estamos también solicitando la intervención de la PROFECO por el tema de los boletos que no les quisieron devolver la cantidad”, concluyó Susana Méndez Arellano, titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Los manifestantes, sin poder hablar, se sentaron en el suelo frente a una de las entradas principales de la Central de Autobuses en Monterrey, mientras mostraban las banderas de Venezuela y Nicaragua; aseguran así continuarán hasta que una autoridad esté dispuesta a escucharlos.

Con información de Arturo Montoya

KAH