Migrantes avanzan a la Garita de Otay a pedir asilo en Estados Unidos

Migrantes negocian con la policía en el paso fronterizo de El Chaparral, en Baja California. (Reuters)

Un contingente de los migrantes centroamericanos que estaban en el albergue Benito Juárez, en la ciudad fronteriza de Tijuana, decidió trasladarse a la garita de El Chaparral por donde se realizan las solicitudes de asilo.

Durante la noche hubo lluvia y generó desesperación e incertidumbre entre los centroamericanos por no saber qué va a pasar, por lo cual decidieron salir caminando del albergue.

300 migrantes salieron del albergue “Benito Juárez”, gritando “¡Vamos al puente!”. Luego de avanzar por la avenida José María Larroque, al llegar al puente que conduce hacia la garita de El Chaparral, que es el acceso contiguo a la Garita de Otay, policías federales formaron una valla para impedirles el paso.

La mayoría de los migrantes permaneció en el puente, mientras que unos 50 continuaron caminando hasta pasar a un costado de la valla de los federales para regresar sobre la avenida José María Larroque, sin que se registraran disturbios.

Refuerzan vigilancia en pasos fronterizos de Tijuana, Baja California. (Twitter)

Para esta caminata fue cerrado el puente que conecta de la vía rápida a El Chaparral.

Los centroamericanos fueron protegidos por la policía municipal, Comisión Nacional de Derechos Humanos, Grupo Beta del Instituto Nacional de Migración.

Para prevenir un descontrol el lugar es resguardado por elementos antimotines federales e incluso helicópteros de la Patrulla Fronteriza sobrevuelan la zona.

En varios momentos las autoridades de la Policía Federal, del grupo Beta, y el quinto visitador de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, han estado dialogando con los migrantes centroamericanos tratando de convencerlos de que se regresen al albergue, ya que no tiene sentido el permanecer en la zona porque Estados Unidos no va a permitir su incursión.

Los centroamericanos han externado que no caerán en provocaciones y que su manifestación es pacífica.

Aseguran que desde que partieron a México se les prometió su ingreso a Estados Unidos haciendo entender que ya estaba negociado, pero no se les ha cumplido.

Derivado a la manifestación de los miembros de la caravana en la garita de El Chaparral autoridades de Migración y Aduanas de la Unidad Especializada para Emergencias Mayores, permiten el acceso de manera momentánea a quienes cruzan de Tijuana a Estados Unidos.

A raíz de esta situación se registran largas filas tanto para automóviles como peatones quienes en algunos casos han decidido desviarse hacia la garita de Otay.

 

(Con información de Francisco Santa Anna y FOROtv)

tfo