POLíTICA

Verifican atención a migrantes en albergue de la CDMX

Autoridades de los gobiernos Federal y de la Ciudad de México verificaron la calidad de la atención que reciben unos dos mil 652 migrantes que se encuentran en el albergue temporal instalado en el estadio Jesús Martínez “Palillo”.

El coordinador nacional de Protección Civil, David León Romero; el subsecretario de Gobierno de la Ciudad de México, Félix Arturo Medina, y la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos capitalina (CDHDF), Nashieli Ramírez, recorrieron el refugio instalado en la Ciudad Deportiva.

León Romero se refirió a la tarjeta de visitante por razones humanitarias y destacó que es un documento oficial, a manera de credencial, expedido por la autoridad migratoria y que tiene todas las medidas de seguridad.

Recordó que la tarjeta les permite tener una CURP, además de que les facilita estar en el territorio por un año de manera temporal; “pueden solicitar empleo, pueden abrir una cuenta de banco, pueden darse de alta en el Registro Federal de Contribuyentes”.

El fin es que puedan estar de manera regular en el país y contar con protección, así como certeza, apuntó al preguntarle sobre la inquietud generada por la supuesta vulnerabilidad del documento.

“Además, un fenómeno que hemos visto, y que no tengo empacho en comentarlo: se protegen de que autoridades en el territorio nacional los extorsionen por estar de manera irregular y, bueno, pues de esta forma no tienen ningún problema para identificarse”, indicó.

Sobre los recursos que está invirtiendo el gobierno para atender a los migrantes, León Romero aclaró que el albergue de Tijuana se mantuvo 60 días para atender a unos dos mil 500 migrantes, quienes fueron ingresando y saliendo, por lo que aún no se tiene con precisión la cantidad de recursos destinados para su atención, pero se calculan unos 620 pesos por migrante al día.

Por su parte la presidenta de la CDHDF reveló que al corte de este miércoles se sabe que, de los más de dos mil migrantes, 59 por ciento son hombres y 18 por ciento mujeres en edad adulta; ocho por ciento son adolescentes hombres y mujeres; y 15 por ciento menores de 12 años de edad.

De los infantes, aclaró que 66 por ciento son de cero a tres años, es decir se trata de bebés, además de que se tienen 17 personas de la comunidad de la diversidad sexual y dos personas con discapacidad motriz.

Respecto al proceso de documentación para garantizar su estancia legal en el país, la ombudsman aclaró que el Instituto Nacional de Migración trabaja “a todo vapor”, además de que se cuenta con el apoyo de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar).

Detalló que hay un gran esfuerzo del Gobierno Federal y un compromiso de acelerar los trámites para que quienes ahora se están inscribiendo puedan recibir una respuesta a más tardar en tres días.

Largas caminatas, dormir en los montes o en el piso y aguantar lluvias y heladas son algunas de las complicaciones que los integrantes de la caravana migrante han enfrentado en su trayecto hacia Estados Unidos.

Dany López, migrante hondureño, afirmó que llegó al Jesús Martínez “Palillo” para “agarrar fuerza y seguir adelante […] y luchar pues para hacer nuestro futuro, ya que en Honduras no podemos hacerlo”.

José Alcides, también de Honduras, reconoce que debe “buscar otra manera de salir del país para poder vivir pues, sobrevivir pues, hacer mi casita, ayudarle a mis hermanos que son pobres y eso es lo que deseo pues y primero Dios y la Virgen, verdad, que me debe ayudar pues me debe apoyar pues que llegue a Estados Unidos”.

Iris Yamilet Portillo recuerda que tiene “tres niños, dejé dos allá, me traje una de cinco años y ya no podía estar en Honduras por ese problema que yo tengo, que soy madre soltera y tenía que mantener a mis tres hijos y no hallaba trabajo en Honduras”.

Durante su paso por la Ciudad de México, en el albergue instalado en el estadio “Palillo”, les han proporcionado alojamiento, baños, regaderas, comida y servicios de salud.

Aseguran que en poco tiempo reanudarán su camino porque, explica José Alcides, “la meta de nosotros no es estabilizarnos aquí, pues, sino que es, la meta de nosotros es llegar a Estados Unidos […] no nos vamos a ir ni por Tijuana, pues porque por Tijuana está muy peligroso, pues; entonces vamos a agarrar otras rutas que todavía no las hemos definido pues para dónde vamos a poder caminar”.

Se estima que a partir de este jueves varios grupos comiencen a retirarse del albergue.

Arturo Medina, subsecretario de Gobierno de la Ciudad de México, explicó que se trata de “una decisión de ellos y de ellas; algunos ya han manifestado la inquietud de querer salir posiblemente el día de mañana algunos y algunas, no tenemos una contabilización porque eso depende de la decisión de cada uno, así como llegaron en bloques de 100, de 500, seguramente también partirán y algunos seguramente lo estaremos viendo hacia el fin de semana”.

Hasta el momento, en el estadio Jesús Martínez “Palillo”, se encuentran 2 mil 652 personas, de estos 59% son hombres adultos, 18% son mujeres adultas, 8% adolescentes tanto mujeres como hombres, 15% de niños menores de 12 años de los cuales 66 son menores de 3 años.

Una cuarta carpa fue instalada dentro del albergue, porque todavía se espera el arribo de un grupo de alrededor de 400 centroamericanos, con el cual se cerraría el arribo a la Ciudad de México, de la primera caravana migrante del 2019.

(Con información de Cinthya Marín y Notimex)
tfo