Ver ahora

Migrantes buscan apoyo por razones humanitarias

Migrantes avanzan en la República Mexicana. (Twitter)

Migrantes centroamericanos piden apoyo para solicitar la tarjeta de visitante por razones humanitarias; tal es el caso de Kevin Domínguez, originario de la comunidad de El Porvenir, en el departamento de Atlántida, en Honduras.

Hace cinco años, cuando tenía 21, quedó paralítico por una bala perdida en una balacera entre delincuentes.

Así, en silla de ruedas, decidió unirse a la caravana el 15 de enero desde San Pedro Sula, Honduras.

Ahora después de 10 días de haber cruzado ilegalmente a México y recorrer unos 600 kilómetros, Kevin decidió entregarse en Sayula, Veracruz, al Grupo Beta para que sea regresado a Ciudad Hidalgo, Chiapas y poder obtener la tarjeta de visitante por razones humanitarias, que entrega el Instituto Nacional de Migración.

Kevin indica que las autoridades ya le explicaron “que en cinco días hábiles me darán la visa humanitaria […] Después viajo normal […] en todo México, por un año la dan”.

Martín Rojas, coordinador del grupo Beta, detalla que con esta tarjeta “ellos pueden desplazarse con libertad y sobre todo de forma segura ordenada y regulada ¿no? evitan así, bueno este sufrimiento de la caravana donde caminan, donde no hay quien les alimente, donde les llueve, el sol, o sea evitan todo tipo de irregularidades”.

Sólo unos cuántos han optado por este tipo de trámites migratorios.

Este viernes, unos dos mil integrantes de la caravana dejaron Sayula de Alemán para trasladarse hacia el municipio de Tierra Blanca, también en el estado de Veracruz.

“Ninguno se va quedar, no podemos estar todos aquí porque no podemos estar tapando toda la carretera, por favor, por favor no más van a estar conmigo los que van a trabajar conmigo, vamos para Tierra Blanca, el que quiera ir para Puebla puede seguir su camino”, llaman los coordinadores de la caravana.

Apenas llegó un tráiler de plataforma y decenas de ellos se montaron para evitar caminar los casi 200 kilómetros que los separaba de su siguiente escala.

Otros más, pudieron viajar en autobuses, en taxis colectivos o en aventones.

En Tierra Blanca se habilitó un refugio para albergar a los migrantes centroamericanos, que este fin de semana, cumplieron su segunda semana en territorio nacional.

(Con información de Jorge Morales)
tfo