Migrantes acampan en frontera mexicana en espera para ingresar a EU

Cinco migrantes ondean dos banderas de Honduras sentados en la valla fronteriza. Reuters

Los migrantes centroamericanos que cruzaron México en una caravana acampan este lunes en la ciudad fronteriza de Tijuana mientras esperan resolver el proceso para su ingreso a los Estados Unidos.

Al menos unos 300 migrantes provenientes de Honduras, El Salvador y Guatemala se preparan para pasar la noche frente al cruce fronterizo entre Tijuana, en el estado mexicano de Baja California, y San Diego, en California.

Cientos de migrantes centroamericanos acampan en la frontera entre México y Estados Unidos. Reuters

Irineo Mujica, director de la organización Pueblo sin Fronteras, una de las coordinadoras de la caravana, dijo hoy a la prensa que el Departamento de Seguridad Nacional estadounidense se ha negado a escuchar las peticiones de asilo de los inmigrantes.

“Ellos tienen una situación válida para pedir asilo, bajo la ley de Estados Unidos les corresponde ser escuchados”, dijo Mujica.

Muchos de los migrantes, entre los que hay mujeres y niños, se ven obligados a huir por la amenaza de grupos delictivos y pandillas en sus países.

Un migrante escala la valla fronteriza con el puño en alto. Reuters

La caravana inició hace poco más de un mes su viaje, llamado “viacrucis migrante”, desde la frontera sur de México. Se trata de una protesta que se hace anualmente desde 2008 para visibilizar las dificultades que enfrentan los inmigrantes que cruzan México con el objetivo, en la mayoría de los casos, de entrar en Estados Unidos.

Al inicio eran más de mil personas, pero no todas tenían la intención de llegar a la frontera norte y se fueron quedando en el camino.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que algunos de los miembros de la caravana están en “muy buena forma” para escalar el muro que existe en la frontera con Tijuana. “Si no tuviéramos eso, tendríamos a miles de personas entrando en nuestro país”, afirmó para insistir en la necesidad de construir un muro fronterizo.

Los que están en Tijuana esperan ser recibidos en las garitas de control fronterizo para presentar formalmente su solicitud de asilo. Lo que sigue es un proceso que puede tardar desde días hasta meses y que puede resultar en recibir el asilo o ser deportados.

La Caravana Migrante porta un cartel con la leyenda “Transito Libre Alto Deportaciones”. Reuters

Hasta el momento unas 20 personas han logrado presentar la solicitud de asilo, según indicaron organizaciones civiles. Sin embargo, esos 20 son parte de un grupo que llegó hasta Tijuana antes que la caravana.

En la ciudad fronteriza los migrantes han sido recibidos en albergues y son apoyados con comida por activistas y la población. Hoy, por ser el Día del Niño, hubo algunos payasos para entretener a los menores.

“Gracias a la solidaridad de las personas de Tijuana y San Diego quienes están llegando para apoyar a los solicitantes de asilo y de la caravana”, publicó Pueblo sin Fronteras en Facebook, donde acusó a Estados Unidos de negarles el derecho de solicitar asilo.

 

Te puede interesar: Mike Pence asegura que leyes migratorias de Estados Unidos son ‘débiles’

 

Te puede interesar: EU advierte que enjuiciará a integrantes de caravana de migrantes que crucen frontera

Con información de EFE.

FJMM