Mi Valedor, la revista que ayuda a personas en situación de calle

La revista además de representar una fuente de empleo, también ha sido una herramienta de empoderamiento
FOTO: Los valedores han formado una suerte de cofradía alrededor de una revista que les ha permitido a algunos generar otros proyectos. (Noticieros Televisa)

Hace más de 20 años nació en Londres una revista con un tiraje de 100 mil ejemplares que da trabajo a desempleados y personas en situación de calle. Aquí en México, un proyecto similar también ha tenido resultados exitosos.

Te puede interesar: Revista The Lancet sugiere extender la etapa de la adolescencia

Antes de que conociera este proyecto ya estaba en situación de calle, pero mi meta era tener un algo porque en ese momento yo me dedicaba a levantar PET, latas de aluminio y demás para irlas a vender aquí cerca y ya de ahí tener algo que comer”, compartió Toño.

Toño y su perro Totó pasaban las noches en la banca de un parque antes de participar en el proyecto de Mi Valedor. La revista, además de representar una fuente de empleo, también ha sido una herramienta de empoderamiento.

Trabajamos con refugiados, migrantes, población trans, personas de tercera edad. Entonces pueden llegar aquí para capacitarse y vender la revista. El primer día llevan varias revistas gratis y luego tienen que invertir y así se convierten en microempresarios. María Portilla, la directora, es mexicana y estuvo viviendo en Londres y conoció a la revista callejera de allá, The Big Issue, y le encantó, decidió que México necesitaba eso”, comento Delphine, de gestión en Mi Valedor.

Toño presume que gracias a Mi Valedor ha logrado alejarse del alcoholismo y la depresión en la que se encontraba.

Las metas más grandes que he logrado, una de ellas por ejemplo es el hecho de otra vez tener confianza en mí. Otra vendría a ser justamente que ya llevo algunos meses sin probar una sola gota de alcohol, en serio, te juro que ni siquiera un traguito, ya llevo algunos mesesitos, así que ya estoy limpio”, dijo Toño.

Como Toño, los demás valedores han formado una suerte de cofradía alrededor de una revista que les ha permitido a algunos generar otros proyectos, rentar un cuarto, y tramitar los documentos que les permitirán cumplir con otros retos.

Con información de Plumas Atómicas.

LLH