#Bolivia

México rechaza operación militar en Bolivia: Marcelo Ebrard

El canciller Marcelo Ebrard compartó la operación militar en Bolivia con los hechos que ensagrentaron América Latina el siglo pasado

Imagen: Marcelo Ebrard dio su postura sobre lo vivido en Bolivia, 10 de noviembre de 2019 (EFE)

Marcelo Ebrard dio su postura sobre lo vivido en Bolivia (EFE)

El canciller Marcelo Ebrard recurrió a su cuenta de Twitter para compartir la postura de México tras la renuncia de Evo Morales como presidente de Bolivia.

En Bolivia hay una operación militar en curso, la rechazamos, es similar a aquellos trágicos hechos que ensagrentaron nuestra América Latina el siglo pasado. México mantendrá su posición de respeto a la democracia y las instituciones. Golpe no”.

El pronunciamiento de Marcelo Ebrard se produjo después de que Evo Morales decidiera esta tarde dejar la presidencia de Bolivia.

Renuncio a mi cargo de presidente para que (Carlos) Mesa y (Luis Fernando) Camacho no sigan persiguiendo a dirigentes sociales”, dijo Morales a través de la televisión, aludiendo a los líderes opositores que convocaron protestas en su contra, desatadas el día siguiente de los comicios del 20 de octubre.

Inmediatamente después del anuncio, las calles de La Paz se convirtieron en un carnaval, con el estallido de petardos y miles de manifestantes ondeando banderas tricolores bolivianas (rojo, amarillo y verde).

Morales, de 60 años y en el poder desde 2006, había ganado la reelección en las cuestionadas elecciones de octubre, pero la misión de auditoría de la OEA detectó numerosas irregularidades, en un informe divulgado este domingo.

En las horas siguientes, Morales perdió el apoyo de las Fuerzas Armadas y de la Policía, mientras miles de personas exigían su renuncia en las calles.

El golpe de Estado se ha consumado”, dijo el vicepresidente Álvaro García Linera, sentado al lado de Morales, quien también anunció su dimisión.

¿Quién es Evo Morales?

Evo Morales, el primer indígena en llegar a la Presidencia de Bolivia a través de las urnas, puso este domingo fin a más de 13 años de una Administración llena de luces y sombras, que le valió convertirse en el mandatario con más tiempo en el poder en la historia de la nación suramericana.

Morales, que llegó a la Presidencia con el respaldo de sectores sociales históricamente marginados, empezó a sufrir un desgaste que se acentuó tras el referendo del 21 de febrero de 2016, en el que un 51,3 % de los bolivianos rechazó que se saltara la Constitución para que se pudiera presentar a las elecciones de 2019.

Pero Morales no escuchó ese resultado y aunque el Tribunal Constitucional avaló su candidatura para las elecciones del pasado 20 de octubre, fueron “la estocada final”.

Ese proceso fue cuestionado por la oposición y la comunidad internacional y finalmente este mismo domingo la Organización de Estados Americanos (OEA) confirmó en un informe que detectó irregularidades “muy graves”, como manipulación en el sistema informático de transmisión y cómputo de resultados, y pidió nuevos comicios.

Con información de Marcelo Ebrard

JPG

CARGANDO...