ECONOMíA

¿México apostará por tener una moneda digital? Esto dice Agustín Carstens

Considera que el plan de una moneda digital en México apenas está en su inicio; 'hay muchos temas por resolver'

Agustín Carstens, gerente general del Banco de Pagos Internacionales y exgobernador del Banco de México (Banxico) calificó como duras, pero efectivas las nuevas medidas de confinamiento para frenar el COVID-19 que están instrumentando países europeos y mencionó si ¿México apostará por tener una moneda digital?

Te recomendamos: Criptomonedas, dinero virtual para operaciones financieras en internet

“Pues sí yo creo que hacen cierto sentido, son duras, es medicina dura, pero… aquí en Suiza también ha estado más o menos así, y han bajado mucho la incidencia en los últimos dos meses, todavía no estamos “confree” como se dice, pero sí habido progreso, si habido mucho progreso / pues sí pero no deja de ser una medicina muy dura”, dijo Agustín Carstens, Gerente General del Banco de Pagos Internaciones.

Cabe recordar que en Países Bajos, por ejemplo, hay toque de queda, según información de la Cancillería, y bares, restaurantes, tiendas no esenciales, cines, museos y bibliotecas de ese país están cerrados y existen límites estrictos sobre el tamaño de las reuniones tanto en el interior como en el exterior.

El actual director gerente del Banco de Pagos Internacionales con sede en Basilea, Suiza, expresó lo anterior previo a su participación vía virtual al Seminario Perspectivas Empresariales: Fintech organizado por ex alumnos del ITAM.

¿Banxico emitiría una criptomoneda?

En su ponencia, Agustín Carstens, informó que el Banco de Pagos Internacionales está invirtiendo muchos recursos en diseñar un plan para que los bancos centrales, como el Banco de México, puedan emitir una moneda digital muy confiable, pero moderna.

“Aquí no podemos permitirnos ningún grado de error, ¿por qué? porque si la gente confía en este sistema y se van a estar intercambiando valores por esta vía, pues no hay de que ‘se me cayó el sistema’ o que resulta que hubo un error de punto cero cero 1, pues eso no es aceptable, aquí no hay margen de error. No puede haber error”.

Otro de los retos del modelo es lograr una gran coordinación internacional entre bancos centrales para transferencias de dinero.

“Desde facilitar las remesas, desde cómo se expresaría esto en flujos de capital, una moneda digita emitida por un Banco Central la puede tener algún extranjero o no, qué implicaciones tiene”, destacó.

Aclaró que el plan apenas está en su inicio y aún hay muchos temas por resolver, desde problemas técnicos hasta de política pública, financiera y monetaria.

Precisó que será decisión soberana del gobierno de México y de su Banco Central si aceptan operar en nuestro país una moneda digital, pero de aprobarse, la representación electrónica será una especie de monederos con los que se podrá pagar, y tendrá símbolo de pesos.

Explicó que la propuesta es que una persona pueda abrir una cuenta en el Banco de México para lo que se necesitaría que se identifique bien.

Entre los 10 temas de política que aún están por resolver están: grado de anonimato y privacidad de datos ya que si es por cuentas que maneje el Banco Central tendría que tener controles para poder seguir el dinero, evitar el lavado y financiamiento al antiterrorismo y tener ciberseguridad.

Con información de Guadalupe Flores

HVI