Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

México pide detener subasta de patrimonio nacional, en Francia

El presidente de Millon, Alexandre Millon, destacó que la subasta se ha organizado con total transparencia pública
Noticieros Televisa FUENTE: efe DESDE: PARÍS, Francia
El embajador mexicano consideró que el comercio de ese tipo de obras "crea las condiciones propicias para el recrudecimiento del pillaje de esas piezas por parte del crimen organizado. (Twitter @MiguelMtzCo)

El Gobierno mexicano anunció este martes que presentó una denuncia para detener la venta de una colección de arte precolombino, de la que se cree que la mayoría de piezas procede del patrimonio cultural mexicano, que se realizará este miércoles en París, Francia.

Te recomendamos: Italia devuelve a México cerca de 600 pinturas exvoto sustraídas ilegalmente

El embajador mexicano en Francia, Juan Manuel Gómez-Robledo, indicó en conferencia de prensa que la demanda fue interpuesta la semana pasada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), la autoridad competente en la materia.

La Fiscalía General de la República (FGR) hizo llegar al Ministerio de Justicia francés una solicitud de cooperación penal en el marco de la Convención de cooperación judicial en materia penal en vigor entre ambos países.

Con ese paso buscan solicitar que se verifique si la Interpol tiene registrado algunos de esos bienes como robados, que se detenga la venta y, en el marco de ese tratado bilateral, Francia aplique a petición de México el derecho mexicano en este caso.

El embajador destacó que el peritaje efectuado a las piezas del catálogo determinó que 95 proceden del patrimonio cultural mexicano

La subasta está organizada por la casa Millon e incluye 122 piezas, en parte propiedad del matrimonio de coleccionistas Manichak y Jean Aurance, y tiene máscaras y figuras cuyo precio estimado se eleva en algunos casos a los 80.000 euros (88.292 dólares).

El embajador destacó que el peritaje efectuado a las piezas del catálogo determinó que 95 proceden del patrimonio cultural mexicano, en concreto de Teotihuacán, Guerrero, Oaxaca y diversos estados del sureste de México, región de la cultura olmeca y maya.

México, según Gómez-Robledo, “actúa en tanto que guardián del patrimonio de civilizaciones antiguamente establecidas en el territorio actual mexicano” y ha solicitado a Millon anular su venta “como un primer paso para la restitución de las piezas a México”.

El presidente de Millon, Alexandre Millon, destacó a Efe que la subasta se ha organizado con total transparencia pública y respecto a las autoridades mexicanas y sostuvo que se mantiene.

Añadió que aunque está abierto a que se lleven a cabo de nuevo “todos los controles” necesarios, “si acaba siendo anulada se reclamará el perjuicio causado”.

Si países de América Latina quieren favorecer el mercado negro no pueden hacer otra cosa que intentar sabotear ventas como esta, que son ejemplares”, concluyó.

El embajador mexicano, en cambio, consideró que el comercio de ese tipo de obras “crea las condiciones propicias para el recrudecimiento del pillaje de esas piezas por parte del crimen organizado y estimula la falsificación al banalizar bienes de un valor inestimable para los pueblos autóctonos”.

De hecho, algunas piezas de la subasta, según advirtió, podrían ser imitaciones “de fabricación reciente”, algo que Millon niega.

México confía en que el Gobierno francés actúe, principalmente por el cambio de política expresado por el presidente Emmanuel Macron, en noviembre de 2017 en un discurso en la Universidad de Uagadugú, donde dijo que no podía aceptar “que gran parte del patrimonio cultural de varios países africanos esté en Francia”.

“Hay elementos comunes”, indicó el embajador, que avanzó que si no consiguen detener la subasta seguirán buscando “la cooperación de Francia a través de todos los mecanismos bilaterales e internacionales al alcance”.

Con información de EFE

AAS