Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

México aclara que por Doctrina Estrada no debe ‘reconocer’ gobiernos extranjeros

Desde la década de 1930 la Doctrina Estrada ha regido la política exterior mexicana
Noticieros Televisa FUENTE: efe DESDE: CDMX, México
Dos manifestantes cargan una bandera de Bolivia. Reuters

El gobierno de México aclaró este miércoles que, por la Doctrina Estrada, no debe “reconocer” gobiernos extranjeros, aclarando así unas confusas palabras de su embajadora en Bolivia, María Teresa Mercado.

Te recomendamos: ¿Qué es la Doctrina Estrada?

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) compartió un “texto íntegro” de la Doctrina Estrada en el que referencia que “México no se pronuncia en el sentido de otorgar reconocimientos, porque considera que esta es una práctica denigrante”.

En esta misma Doctrina Estrada, que desde la década de 1930 ha regido la política exterior mexicana y es seguida por el actual gobierno de Andrés Manuel López Obrador, se considera que reconocer o no gobiernos puede “herir la soberanía” y abre la puerta a que otras naciones asuman “una actitud crítica” al decidir “favorable o desfavorablemente” sobre “la capacidad legal de regímenes extranjeros”.

“En consecuencia, el gobierno de México se limita a mantener o retirar, cuando lo crea procedente a sus agentes diplomáticos y a continuar aceptando cuando también lo considere procedente a los similares agentes diplomáticos que las naciones respectivas tengan acreditados en México”, apunta el documento.

Y ello “sin calificar ni precipitadamente ni a posteriori, el derecho que tengan las naciones extranjeras para aceptar, mantener o substituir a sus gobiernos o autoridades”, concluye la Doctrina Estrada.

Este mismo miércoles, en entrevista con Radio Fórmula, la embajadora de México en Bolivia, María Teresa Mercado, fue cuestionada sobre si reconocía a la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez.

“No, el gobierno de México no reconoce gobiernos, ¿verdad? Estamos en una compleja transición en Bolivia”, dijo la diplomática, en unas palabras que han sido interpretadas de distintas formas por la prensa, y que harían referencia a la Doctrina Estrada.

A continuación, se le cuestionó de nuevo sobre si México “no” reconocía el Gobierno, y ella respondió:

“Lo que México quiere que se respete la voluntad del pueblo boliviano y que debe manifestarse esta voluntad y ejercerse por los cauces constitucionales y pacíficos”, esgrimió.

Finalmente, se le preguntó si había “instrucción de reconocer” a la mandataria interina de Bolivia.

Y la embajadora, respondió: “No, no la hay, de ninguna manera. Como le digo se rompió aquí un orden constitucional y esperamos que los procedimientos que se sigan para tener, en primer lugar, un gobierno, sean por el cauce constitucional”, concluyó.

Este martes, la senadora opositora Jeanine Áñez, del Movimiento Socialdemócrata, asumió como presidenta interina de Bolivia, dos días después de la renuncia de Evo Morales, ahora asilado político en México.

La senadora de la Unión Demócrata asumió la presidencia interina de Bolivia, luego de que la línea sucesoria quedara rota, al dejar Evo Morales el poder y con él todos los cargos oficialistas que hubieran podido sucederle.

Desde México, Morales denunció en Twitter que en su país ha tenido lugar “el golpe más artero y nefasto de la historia”, al reaccionar a la proclamación de la senadora Áñez como presidenta interina.

Con información de Efe.

FJMM