ECONOMíA

México defiende que el FMI ayude a países de ingresos medios

Los DEG son un activo de reserva internacional, para complementar las reservas oficiales de los países miembros

El Gobierno de México defiende en el G20 de Finanzas, que concluye este 10 de julio en Venecia, que los llamados Derechos Especiales de Giro (DEG) del Fondo Monetario Internacional (FMI) puedan ser reasignados también a los países de ingresos medios, tal y como pide Argentina.

Te recomendamos: Economía se recuperará en tercer trimestre de 2021 a nivel previo a COVID-19: AMLO

Así lo explicó el secretario de Hacienda de México, Arturo Herrera, en una entrevista con Efe con motivo de su participación en esta cita financiera de dos días, en la que los ministros de Economía y gobernadores de los bancos centrales del G20 conversan sobre fiscalidad para las multinacionales, recuperación económica tras la pandemia y ayuda a los países con mayores dificultades.

“Nosotros no los vamos a necesitar (los DEG). La posición que estamos tomando es que sí hay otros países latinoamericanos de ingresos medios, Argentina por ejemplo, que los van a necesitar”, señaló.

“Hay un pequeño debate entre algunos países que preferirían que solo los más pobres, de ingresos más bajos, tuvieran acceso y hay otro nivel importante de países, entre ellos México, España y otros de América Latina, que creen que tiene que extenderse”, añadió.

Los DEG son un activo de reserva internacional, creado en 1969 por el FMI para complementar las reservas oficiales de los países miembros.

Representan una ayuda decisiva en cuanto a liquidez para países vulnerables, pues pueden contabilizarlos como activos extraordinarios en sus reservas o venderlos a cambio de monedas fuertes para hacer frente a sus necesidades de balanza de pagos.

El acceso a los DEG es un derecho de todos los miembros del FMI y el ministro de Finanzas de Argentina, Martín Guzmán, argumentó en numerosas ocasiones que hay que encontrar un mecanismo para que los países que no los utilicen los reasignen a los que sí los precisan, también a los de ingresos medios y no solo a los más pobres.

Países como Argentina y México sostienen que el 75% de la población mundial vive en países de ingresos medios y que estos acogen al 62% de la población en situación de pobreza.

“Alrededor de un millón de los mil millones de personas que existen en la pobreza están, no en los países pobres, sino en los de ingresos medios. Durante esta crisis cayeron alrededor de 88 millones de personas en la pobreza, que estaban ya en sectores vulnerables, y 72 millones vienen de los países de ingresos medios”, dijo Herrera, que se prepara para ser gobernador del Banco de México, una vez que el Senado le ratifique en el cargo.

Independencia del Banco Central

Herrera se encuentra en su último viaje como secretario de Hacienda y el G20 de Venecia es uno de sus últimos actos públicos.

Como gobernador del banco central, se centrará en garantizar “la independencia” del organismo para potenciar la reactivación económica y en mantener la estabilidad de los precios en el 3 %.

Otro de sus retos será asegurar que México “tiene un sistema financiero más fuerte, sobre todo en temas de inclusión financiera“, pues el país está “relativamente mal respecto a otros latinoamericanos”.

La tasa de inflación mexicana aumentó en junio hasta el 5,88 %, pero no es una cuestión que le preocupe especialmente.

“Me preocupa la inflación en general, pero creo que en este momento son solo efectos transitorios. Hay que seguir monitoreando y hacer un análisis profundo para discernir cuáles efectos son de mediano plazo y cuáles son efectos transitorios. Casi todos creemos que son transitorios”, apuntó.

“Pero hay algunos como la escasez global de microprocesadores que están pegando en el precio de algunos bienes, autos, autos usados, etcétera. Esto es un poquito más de largo plazo”, prosiguió.

Crecimiento robusto

El secretario mexicano está satisfecho con cómo deja las finanzas y el próximo jueves 15 de julio presentará “unas buenas cuentas, sobre todo después de haber pasado por una crisis tan seria como la del año pasado”.

El Gobierno mexicano cree que la economía crecerá un 6.5% en 2021 gracias al avance de la campaña de vacunación contra la COVID-19, a que la crisis golpeó al país con un “sector bancario bien capitalizado” y a que México apostaba antes de la pandemia “por el crecimiento ligado al Tratado de Libre Comercio“.

“En un contexto de conflictos comerciales internacionales, como el de Estados Unidos y China, sabíamos que se iban a tener que relocalizar algunas cadenas de valor en el mundo y creíamos que México, con el Tratado de Libre Comercio, era uno de los principales destinos”, concluyó al tiempo que subrayó que las exportaciones y las importaciones ya llegaron a los niveles de pre-pandemia. 

Con información de EFE

GANR