México busca estrategias para salvar a la vaquita marina de la extinción

'No tenemos tiempo que perder. Lo último que sabemos es que quedarían menos de 20 vaquitas', aseguró la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero
La vaquita marina se encuentra en estado crítico de extinción. (Notimex, archivo)

El Gobierno de México instaló este martes la mesa de trabajo “Estrategia del Golfo de California” para buscar soluciones en la protección de la vaquita marina, el mamífero marino que más cerca está de la extinción tras haberse convertido en víctima colateral de la captura en aguas mexicanas de la totoaba.

Te recomendamos: Unesco declara Patrimonio en Peligro, islas y áreas del golfo de California donde habita la vaquita marina

La totoaba es un pez cuyo buche es comprado por sumas exorbitantes en China, pese a que su exportación es completamente ilegal.

“La mesa tiene el objetivo de, en conjunto, lograr acciones oportunas para resolver la situación que afecta el Alto Golfo de California”, especificó la Secretaría de Gobernación (Segob) en un boletín.

La estrategia será coordinada por la Segob, y su titular, Olga Sánchez Cordero, hizo un llamado a sumar esfuerzos, sobre todo “en cuatro líneas de acción principales”.

La Segob se propone trabajar en el bienestar de los pobladores y las regiones afectadas, en salvaguardar las actividades en la zona del Golfo, en la vinculación internacional y la mejora regulatoria de las labores pesqueras y en combatir las prácticas indebidas sobre el terreno.

“No tenemos tiempo que perder. Lo último que sabemos es que quedarían menos de 20 vaquitas. Tenemos la oportunidad de hacer crecer la población de esta especie si se ponen en marcha todas las medidas para eliminar la pesca ilegal”, dijo en septiembre a Efe Ivonne Higuero, responsable de la convención de la ONU que regula el comercio internacional de especies amenazadas (CITES).

Desde 2015 en el Alto Golfo de California había una veda de pesca compensada con una paga mensual a los pescadores impedidos de salir a la faena, una ayuda que el Gobierno del presidente, Andrés Manuel López Obrador, suprimió a principios de 2019 por considerar que no contribuyó en nada a la protección de la vaquita.

El pasado mes de octubre, las autoridades mexicanas colocaron las primeras boyas del área de recuperación de la vaquita marina, un territorio de 288 kilómetros cuadrados.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) de México emitió en ese momento una recomendación dirigida a los organismos gubernamentales relacionados con el incumplimiento de disposiciones jurídicas para proteger a la vaquita marina, la totoaba y otras especias endémicas de la reserva de Alto Golfo de California.

Con información de EFE.

RMT