Dos mexicanos mueren a manos de autoridades estadounidenses; SRE exige investigaciones transparentes

Policías de San Diego le dispararon a un mexicano y otro fue asesinado por la patrulla fronteriza, cuando intentaba ingresar a Estados Unidos en San Ysidro

Dos mexicanos han muerto a manos de autoridades estadounidenses en los últimos diez días. Policías de San Diego le dispararon a un mexicano y otro fue asesinado por la patrulla fronteriza, cuando intentaba ingresar a Estados Unidos en San Ysidro.

Te recomendamos: Mexicanos deportados confían en que Joe Biden impulse reforma migratoria

La cancillería mexicana ya exigió investigaciones imparciales por los dos casos.

A las 4.26 de la madrugada del 19 de octubre, vecinos del área de Mountain View, en San Diego, llamaron al 911, ante los gritos de un hombre que pedía ayuda. Los oficiales de Policía llegaron a la calle Pardee número 300, José Alfredo Castro gritaba sin cesar mientras sostenía un pedazo de cortinero.

Los policías le dispararon una bala de goma, un tiro de arma de fuego y una descarga eléctrica.

“Y ahora tengo este dolor porque ya no lo voy a volver a ver”, refirió Ana Ojeda, esposa de José Alfredo.

José Alfredo, de 39 años, se dedicaba a la construcción en el condado de San Diego. Padecía de esquizofrenia y los gritos eran parte de una de la crisis que sufría de manera recurrente.

“Cuando vi el video de cómo había sucedido, pude notar que él estaba contento, yo lo conocía, él estaba contento de haber visto que ellos venían a ayudarlo, y no fue así” narró Ana Ojeda, esposa de José Alfredo.

El abogado de la familia, quien llevó el caso de Anastasio Hernández, que murió a manos de 12 agentes de la patrulla fronteriza hace diez años, prepara una demanda por uso excesivo de fuerza.

“Hacer una demanda que ellos van a ser una investigación objetiva y propia. Afortunadamente tenemos una cosa importante, un video”, afirmó el abogado

El 23 de octubre pasado, otro mexicano, David Villalobos, de 30 años, murió cuando intentaba ingresar ilegalmente a territorio estadunidense en San Ysidro. Según las autoridades, tras un altercado entre el migrante mexicano y el oficial, éste último disparó.

“Estamos pidiendo una investigación imparcial, no se involucre el Departamento de Seguridad Nacional porque entonces hay el riesgo de que pueda corromper la investigación”, dijo un activista de San Ysidro, California.

El Gobierno mexicano lamentó el uso de la fuerza letal y pidió a las autoridades investigaciones transparentes e imparciales. Informó que ha dado asesoría jurídica a las dos familias.

“Yo me comuniqué con el jefe de la policía inmediatamente cuando supe y puse por escrito las preocupaciones del gobierno de México y la solicitud transparente expedita e imparcial”, agregó Carlos González, consúl General de México en San Diego.

Con información de Televisa Tijuana

KAH