Medidores electrónicos de la CFE no son suficientes para evitar robo de luz

Medidores electrónicos de la CFE no son suficientes para evitar robo de luz

FOTO: A las personas se les hace fácil subirse a la azotea y colgarse del poste de la luz. (Noticieros Televisa)

En muchos lugares de la CDMX se roban la luz, por eso la Comisión Federal de Electricidad (CFE) colocó medidores electrónicos para evitar el hurto, aunque no siempre es suficiente.

En puesto, en tianguis y en un mercado con 50 locatarios se roban la energía eléctrica.

“Pues en si aquí todo el mundo o la mayoría parece estar colgados ahora sí que de todo este tipo de cosas si desconozco”, dijo Jessica, encargada de un sitio de taxis.

A las personas se les hace fácil subirse a la azotea y colgarse del poste de la luz, el problema es que un poste puede transmitir hasta 23 mil watts que únicamente se pueden manipular con cierto tipo de guantes y el que no utilice el equipo especial pone en peligro su vida.

Por eso ya no se ven las marañas de cables con las cuales colonias enteras tenían tomas clandestinas de energía eléctrica.

Para evitar el robo de luz la CFE colocó postes de 18 metros de altura y medidores electrónicos que supuestamente son infalibles, pero, aun así, las personas se las ingenian para no pagar.

Ex empleado Luz y Fuerza del Centro: Abre el medidor:

“Ahí tenemos un famoso diablito, este cable hace que la energía que pasa por el medidor no sea marcada correctamente eso ocasiona que haya pérdidas para la empresa”, dijo un ex empleado de Luz y Fuerza del Centro.

-¿Por ejemplo hacer esto cuando reduce el consumo?

“Aproximadamente hasta un 50 por ciento”, comentó

En multifamiliares los mismos condóminos se quejan.

“Eso es una porquería es una robadera de corriente de luz”, dijo un condómino.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) tiene un operativo permanente para combatir los famosos diablitos, sin embargo, en muchas ocasiones los usuarios amenazan a los trabajadores para que no les corten la luz.

“En alguna ocasión llegamos a un servicio, era un salón de fiestas infantiles, estábamos checando como venía el cableado cuando llego una camioneta se bajó una persona con una metralleta, nos amedrento y nos dijo que nos fuéramos y si no nos iban a agarrar a balazos”, narró un ex empleado de Luz y Fuerza del Centro.

Con información de Santos Briz.

LLH

CARGANDO...